Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/23/2012 12:00:00 AM

Se mantiene propuesta de que liberaciones sean el 30 de marzo

Tras una reunión entre el CICR, Colombianos por la Paz y delegados de los gobiernos de Colombia y Brasil, se determinó que la mejor fecha para iniciar el operativo es el viernes próximo. Sin embargo, dijeron aguardar algún mensaje de las FARC.

Luego de un encuentro que tuvo lugar en la noche del viernes entre el Comité Internacional Cruz Roja (CICR), el Gobierno Nacional, delegados de Brasil y el colectivo Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), se acordó que se mantendrá como mejor opción para iniciar las liberaciones de 10 uniformados secuestrados por las FARC el 30 de marzo.
 
Según un comunicado, emitido por las partes, se indicó que los operativos para cristalizar el retorno de los uniformados a la libertad tendrían una mejor oportunidad de adelantarse con éxito viernes de la próxima semana.
 
Allí se anunció también que las partes aguardan, para poder proceder con certidumbre, que haya algún pronunciamiento de las FARC en ese sentido,
 
Anteriormente se habían argumentado inconvenientes logísticos para que se dieran el lunes 26 de marzo, que era la primera opción, pero tras una reunión -efectuada el jueves- entre el CICR y el ministerio de Defensa, concluyeron que la nueva fecha fuera el viernes 30 de marzo.
 
La exsenadora liberal y portavoz de CCP, Piedad Córdoba, ya había expresado el viernes su preocupación ante los anuncios de la CICR y el Gobierno referentes al cambio de fecha.

"FARC pusieron la fecha"

Según indicó la exparlamentaria, no sería posible tal modificación "bajo ninguna circunstancia si no hay una decisión de las FARC. Ellos fueron los que pusieron la fecha".
 
La incertidumbre crecía luego de que el viernes, el CICR se mostrara confiado de que el viernes de la semana próxima se daría el proceso de liberación sin mayores inconvenientes.
 
El plan, según se había informado, es que el día 28 la misión del CICR viajase a Brasil, que el 29 los helicópteros de ese país entrasen a Colombia y que el 30 se llevase a cabo el primer vuelo para recoger en la selva al grupo de cautivos.
 
Por su parte CCP, en un comunicado, insistió que la fecha original del 26 de marzo para activar la misión "no ha sido modificada por la insurgencia".
 
El mismo colectivo explicó que "las fechas del 30 de marzo y primero de abril, anunciadas y que fueron propuestas por quienes tienen a cargo el operativo de las liberaciones, obedecen a cuestiones de logística y de seguridad".
 
La fecha más plausible
 
El delegado del CICR en Colombia, Jordi Raich, dejó claro que el 30 de marzo "es la fecha más realista" para la liberación de los primeros secuestrados.
 
Señaló que para la entrega de todos los rehenes serán necesarias dos misiones y advirtió de que la operación dependerá de que las condiciones meteorológicas sean favorables, de que las aeronaves no presenten problemas mecánicos o de que no se presenten equívocos sobre coordenadas en las comunicaciones con los rebeldes.
 
"Nosotros trabajamos con una entrega el día 30 y luego tiene que haber un día de por medio por cuestiones de notificaciones de seguridad, y la segunda entrega el día primero de abril", precisó el delegado del CICR.
 
Los secuestrados en trance de liberación son cuatro militares y seis policías que las FARC hicieron cautivos de 1998 a 1999, en distintos ataques.
 
El grupo lo componen los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina.
 
Con EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.