Martes, 23 de septiembre de 2014

| 2013/01/31 00:00

Se reacomodan los ‘narcos’ en el Valle

Con la captura de Héctor Urdinola, el mapa del narcotráfico en la región va a cambiar.

Las capturas y muertes de capos han hecho que haya un reacomodo. Foto: SEMANA

Con el arresto por parte de un grupo especial de la Dijín de Héctor Urdinola, alias 'Chicho' o el 'Zarco', las autoridades tienen claro que varias cosas van a cambiar en pocos días en el mundo de la mafia, que se sentirá con especial fuerza en el Valle y gran parte del occidente del país. Es la dinámica propia del negocio del narcotráfico en donde se aplica como en ninguna otra actividad aquello de que a “rey muerto (en este caso capturado) rey puesto”.

'Chicho' duró en la “cúspide” poco tiempo. Desde la primera vez que su nombre salió con fuerza a la luz pública, a mediados del año pasado, hasta su captura, este lunes, pasaron tan solo un poco más de siete meses, lo que demuestra una gran capacidad de la Policía para neutralizar a los capos ascendientes. 'Chicho' es de los pocos sobrevivientes de la temible banda los 'Machos', cuyo jefe fue el extraditado Diego Montoya, alias 'Don Diego'. La mayoría de los integrantes de esa banda fueron extraditados, capturados o murieron en enfrentamientos con la fuerza pública o vendettas.

'Chicho' y otros se escondieron por medio país y él se libró de caer en manos de las autoridades o en medio de las balas. En mayo pasado, cuando Luis Calle, alias 'Comba', se entregó a la justicia de Estados Unidos, y un mes más tarde fue capturado en Venezuela Diego Pérez, alias 'Diego Rastrojo', jefe militar de la banda los 'Rastrojos', vio la oportunidad de aprovechar la debilidad en que quedaba esa estructura y atacarlos para quedarse con todo el negocio en el occidente. Se alió con dos viejos amigos suyos conocidos como 'Martín Bala' y el 'Negro Orlando' y crearon una estructura que fue conocida como los 'Nuevos Machos', en referencia al grupo al que pertenecieron.

En esa ofensiva buscó otro aliado estratégico: Darío Úsuga, alias 'Otoniel', jefe de la banda los 'Urabeños'. Comenzaron por el norte del Valle con asesinatos macabros y decapitados. De allí bajaron y se extendieron por todo el occidente dejando una estela de muertos. Entre los últimos estuvieron las nueve víctimas de la masacre, a comienzos de este año, en el puerto de Buenaventura. Hasta ese momento 'Chicho' estaba alcanzando la gloria en la cúspide de la mafia. Pero ahora, tras su arresto, todo cambiará.

'Chicho' tenía una serie de socios y lugartenientes claves que había dejado en lugares estratégicos para el negocio de la droga. El 'Negro Orlando' quedó manejando y controlando la zona de Buenaventura y esa parte de la costa del Valle. Su otro socio, 'Martín Bala', quedó con parte del área metropolitana de Cali y sus alrededores. En el Eje Cafetero estaban alias 'Garra' y 'Tres Caras'.

Y en Cartago y otros municipios del norte del Valle quedaron los 'Motatos' y Wílmer Parra, conocido como 'Gafas', según datos de organismos de inteligencia colombianos y extranjeros. Con 'Chicho' tras las rejas se da por descontado que comenzará una guerra entre todos los anteriores por quedar en la pirámide de la organización. Conflicto al que se suman los hombres de los 'Urabeños' que están en esa región.

El temor de las autoridades es que esa lucha implicará un nuevo baño de sangre y vendettas, que es la forma como se definen los liderazgos en la mafia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×