Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/01/12 00:00

La extraña dedicatoria de Sean Penn a Lara Bonilla

En la parte final de la entrevista que el ‘Chapo’ Guzmán le concedió al actor de Hollywood, hubo espacio para una dedicatoria al inmolado ministro colombiano.

Sean Penn junto a Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán. Foto: Archivo particular

Desde cuando fue recapturado el pasado viernes, se han tejido múltiples historias en torno de Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán. Estas van desde que quería hacer una película hasta sus contactos con miembros de la farándula mexicana.

Pero lo único cierto es que la entrevista que el capo les dio al actor estadounidense Sean Penn y a la actriz mexicana Kate del Castillo (que por este episodio podría perder su ciudadanía estadounidense) no deja de sorprender al mundo. Muchos no entienden por qué a ellos dos se les dio la exclusiva.

Mucho se habla de que Del Castillo publicó una carta en el 2012 en sus redes sociales en la que le habló claro y directo al narcotraficante y, además de decirle que traficara con cosas buenas para la humanidad, le manifestó que confiaba más en él que en los gobiernos.

Por otra parte, tampoco queda muy claro por qué en la parte final de la entrevista, publicada en la revista Rolling Stone, Penn le dedica ese trabajo, realizado en la clandestinidad, al asesinado ministro de Justicia colombiano Rodrigo Lara Bonilla.

“Actor, escritor y director, Sean Penn ha escrito desde diversos frentes como Haití, Irak, Irán, Venezuela y Cuba. Él desea dedicar este artículo a los padres de los jóvenes inmolados de Chicago, y para Rodrigo Lara Bonilla, servidor público, padre y héroe”, dice el texto.

Semana.com intentó comunicarse con el senador Rodrigo Lara, hijo del inmolado alto funcionario, para conocer si hay algún tipo de cercanía entre su familia y el actor, pero su teléfono estaba apagado.

Lara Bonilla fue asesinado el 30 de abril de 1984, durante el gobierno de Belisario Betancur. Dos sicarios del cartel de Medellín lo mataron de siete balazos. Él fue uno de los pocos dirigentes de la época capaces de denunciar el cáncer del narcotráfico que estaba invadiendo el país.

El presidente reaccionó con ferocidad. Ordenó allanar y confiscar propiedades y detener a cuanto cabecilla de los carteles fuera posible. También retomó el difícil tema de la extradición y aseguró que el Estado no se iba a dejar amenazar por los ilegales. La historia sabe, sin embargo, que la respuesta presidencial fue un paño de agua tibia ante el terremoto que se venía.

Quizá por ser víctima del narcotráfico y de un capo similar al ‘Chapo’, Sean Penn le dedica su entrevista, que hoy es alabada por unos y duramente criticada por otros por no ser una pieza periodística, sino un relato manipulado por el mismo Guzmán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.