Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/2016 12:00:00 PM

Distrito le declara la guerra a la publicidad ilegal

La Secretaria de Ambiente de Bogotá realizó un operativo y retiró 340 carteles que habían sido puestos en el espacio público de la ciudad.

La Secretaría de Ambiente de Bogotá le declaró la guerra a las empresas que contaminan la ciudad con carteles, afiches y pasacalles.

En un operativo desmontó 340 afiches e inició procesos sancionatorios contra empresas que, sin permisos, contaminan visualmente la ciudad.

En una primera intervención, la Secretaría decomisó y retiró la publicidad ilegal para recuperar los puntos más críticos que afectan el paisaje de la ciudad.

La intervención se realizó en la Avenida NQS con 94 y 92 en la localidad de Usaquén. A diario en este lugar se ponen carteles con publicidad de eventos y espectáculos, además de venta de ropa. Algunas de las empresas que serán investigadas son Volcom Store, Tu Boleta.com, Tu Ticket y el centro de espectáculos Royar Center.  
El retiro de la publicidad es sólo la primera etapa. La Secretaría de Ambiente inició procesos sancionatorios que podrían terminar en multas que van desde uno hasta 5.000 salarios mínimos diarios legales vigentes.

El secretario de Ambiente, Francisco Cruz, aseguró que “no se puede infringir la normatividad relacionada con elementos no regulados e invasión del espacio público”.

Desde la entidad les piden a los ciudadanos que denuncien a través de la línea 123 a aquellas personas que ponen elementos ilegales en las fachadas, postes y columnas del espacio público de la ciudad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.