Jueves, 19 de enero de 2017

| 2010/04/13 00:00

Secretario del Papa defiende silencio ante abusos en Alemania

En los últimos tres meses, centenares de casos de abusos sexuales y físicos han sacudido la iglesia católica alemana.

Secretario del Papa defiende silencio ante abusos en Alemania

El secretario privado del Papa defendió el martes el prolongado silencio del pontífice sobre el abuso de menores en la iglesia católica de Alemania, al tiempo que salieron a la luz pública más casos viejos en la antigua diócesis de Benedicto XVI cerca de Munich.

Un nuevo reporte dijo que unos 15 monjes y tres educadores laicos habían abusado física o sexualmente de centenares de estudiantes en la escuela del monasterio Ettal en las décadas antes de 1990.

El autor del informe, el investigador especial Thomas Pfister, dijo que había hablado con más de 100 presuntas víctimas, algo que dijo es apenas "la punta del iceberg".

"Eso significa que muchos centenares de estudiantes — la cifra exacta no puede ser especificada, por supuesto — fueron víctimas de abusos extremamente brutales", escribió Pfister.

Uno de los agresores abusó de los estudiantes de Ettal con "perversiones sexuales", dice el reporte, que fue dado a conocer el martes con los nombres tachados para proteger la privacidad de todas las partes.

Otro monje trabajó con niños hasta finales de 2009 y "tuvo la oportunidad, que aprovechó, de abusar de menores de entre 10 y 12 años", dice el informe de Pfister.

Casi todos los otros casos ocurrieron antes de 1990, dijo.

En los últimos tres meses, centenares de casos de abusos sexuales y físicos han sacudido la iglesia católica alemana. Además de los casos en Ettal, el menos otro — el de un cura pederasta — ocurrió en la arquidiócesis en la que Benedicto XVI, entonces Joseph Ratzinger, fue arzobispo desde 1977 hasta 1982.

Los críticos han hecho notar que Benedicto XVI no ha comentado sobre los casos en su país natal.

El secretario privado del Papa, Georg Gaenswein, defendió el martes su silencio, diciendo que "no tiene sentido, ni es útil, que el máximo jerarca de la iglesia católica responda sobre cada caso.

En una entrevista con el diario alemán Bild, Gaenswein dijo que se pasaba por alto demasiado pronto que "varios obispos y conferencias de obispos tienen responsabilidad" en esos casos.

Dijo que dudaba que las recientes críticas del Papa sean de ayuda alguna.

Cada caso de abuso sexual debe ser condenado "y nadie lo ha hecho más enérgicamente como el Santo Padre y la iglesia católica", dijo.

Como obispo, Ratzinger en 1980 aprobó la transferencia de un conocido sacerdote pederasta de la norteña ciudad de Essen a Munich, donde el hombre se sometió a terapia, pero fue autorizado a seguir oficiando. El padre Peter Hullermann fue declarado más adelante culpable de abusar sexualmente de niños.
 
AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.