Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/14/2012 12:00:00 AM

Secretario de Gobierno de Bogotá negó haber violado la ley

Por ejercer cargos públicos cuando era apoderado de un grupo de ciudadanos que demandaron al Distrito, la Procuraduría adelantó una audiencia en contra del secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla.

En la audiencia disciplinaria en contra del secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla, en la que se busca establecer una presunta incompatibilidad al ejercer como abogado y funcionario, la Procuraduría Segunda estimó que esta era una conducta revestida de "ilicitud". Asprilla afirmó que sólo este año conoció que continuaba como apoderado de la demanda que estudia el Consejo de Estado.
 
Asprilla le reclamó a la Procuraduría por el hecho de que en el pliego de cargos no se tuviera en cuenta que a principio del año 2010, él hubiese presentado un poder para que se le excluyera de los procesos judiciales que adelantaba como abogado pues, durante ese año, estuvo al tanto de la salud de su esposa, quien murió meses después por un cáncer.
 
Dijo que supo de la presunta irregularidad cuando salió la nota periodística sobre la certificación del Consejo de Estado de que no se había entregado el poder. "En ese momento me enteré".
 
"No me ocupé de este asunto, de este proceso ni de ningún otro, ya que había tomado las condiciones necesarias (poder por escritura pública) para que me sustituyera la abogada Marisol Florián Asprilla. (...) Quien tiene la responsabilidad de entregar el documento es la persona que lo recibe", aseguró en la audiencia.
 
En sus descargos dijo que tras la muerte de su esposa, a finales del 2010, tuvo un quebranto de salud relacionado con el páncreas y que unos días después de salir de la clínica, el 16 de febrero del 2011, se fue para España a hacer una maestría sobre corrupción. Esto hasta el mes de junio. Al llegar se dedicó a la campaña de Gustavo Petro en jornadas que le demandaban 20 horas diarias de trabajo.
 
En septiembre se posesionó como concejal hasta el primero de enero del 2012. Durante ese periodo no presentó impedimento para conocer sobre el relleno Doña Juana.
 
En su alegato aseguró que no realizó ninguna actividad que interfiera con sus deberes como funcionario en los tres cargos que ha ocupado.
 
Al final de su intervención, Asprilla resaltó que es el Consejo Superior de la Judicatura el que debe investigar a los abogados por presuntas irregularidades y no la Procuraduría.
 
Asprilla inició su defensa en la Procuraduría afirmando que esta era la primera vez en 26 años de vida profesional que asistía a un despacho para responder por una presunta irregularidad. Afirmó que la demanda al Distrito la hizo por la incompetencia de los funcionarios que autorizaron se levantara una montaña de basuras al lado de un barrio pobre del sur de la ciudad, lo que puede ocasionar una "catástrofe ambiental".
 
En la audiencia un funcionario de la Procuraduría leyó el pliego de cargos en la que señaló que Asprilla no se podía posesionar como concejal, director de la UAESP y luego como secretario de Gobierno, ya que "se encontraba ante una incompatibilidad prevista en la ley". Esto luego de que en 1999 demandó al Distrito en representación de un grupo de víctimas por el relleno Doña Juana. 

En la audiencia se aseguró por parte de la Procuraduría segunda que hasta el 2 de mayo, no había sido registrado el documento ante el Consejo de Estado para revocar el poder por la demanda que estudia el alto tribunal.
 
Al mismo tiempo se señaló que tampoco no se reconoció personería jurídica a Marisol Florián Asprilla, la abogada que presuntamente reemplazó en el proceso a Asprilla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.