Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/2012 12:00:00 AM

"Secretismo de las fuentes no es excusa": David González, de 'El Nacional', de Venezuela

Los expositores coincidieron en que la dificultad más grande para hacer periodismo de investigación en Venezuela es el acceso a los documentos públicos.

En la primera parte del tercer día de la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPIN) se expusieron tres de las investigaciones más reveladoras en los últimos años en Venezuela. Los invitados para el primer panel fueron Liseth Boon, del diario El Mundo, de Venezuela, David González, de El Nacional, del mismo país, y Corina Rodríguez, de Bloomberg, Venezuela.

La investigación ganadora del Premio de Investigación Periodística IPSYS del 2012 sobre las irregularidades y las posibles responsabilidades en los casos de corrupción del ministro de Cultura, Farruco Sesto, en la construcción del Mausoleo del Libertador y la remodelación del teatro Teresa Carreño, en Caracas, dirigida por Liseth Boon, abrió el panel.

Para Boon, uno de los retos de la investigación periodística en Venezuela es el acceso a los archivos oficiales, pues “muchos de ellos se encuentran terriblemente desorganizados, son clasificados o, simplemente, no existen”, puntualizó.

Añadió que una vez que su equipo de investigación tuvo el reportaje listo, el diario Últimas Noticias se negó a publicar el artículo por miedo a las represalias por parte del Gobierno, sin embargo, el diario El Mundo fue el que se atrevió a publicar las irregularidades que presentaban las obras adjudicadas por el ministro Sesto.

La periodista añadió que “aunque la investigación tuvo eco en algunos diarios y en las redes sociales, no tuvo ninguna mención en los medios de propiedad del Estado”.

Sobre las dificultades para la investigación en el país vecino, David González, del diario El Nacional, hizo también referencia sobre las dificultades para la recopilación de la información, pero aclaró que “el secretismo no puede ser excusa”, y que en el caso puntual de su investigación sobre la aplicación de los tratados entre Venezuela e Irán, “el desconocimiento era tan grande que lo único que se sabía venía de la propaganda oficial y algunas referencias de la prensa internacional”.

Indicó que después de más de seis meses, lograron descubrir que la planta de automóviles iraníes “no había logrado posicionar sus vehículos y que, por falta de mercado, el Estado de Venezuela le debía a Irán más de 104.000.000 de dólares”. A su vez, la investigación dirigida por González destapó los intereses de la república islámica en una mina de roca fostática “que sirve como abono agrícola, pero que con otro tratamiento, puede ayudar al enriquecimiento de uranio”.

En el caso de la investigación sobre los once corredores de bolsa encarcelados en el 2010, Corina Rodríguez, de Bloomberg, de Venezuela, mencionó que en su investigación descubrieron que los corredores presos por un supuesto mal manejo y un fraude en el mercado paralelo de divisas “trabajaron en conjunto con miembros del gobierno, pero ninguno de los funcionarios está en la cárcel”.

Para Rodríguez, “la Venezuela de Chávez creó, promovió y convirtió en un delito un mercado paralelo de divisas en sólo quince días”, lo más difícil “fue conseguir las pruebas de lo que se decía off the record”, concluyó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.