Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1982/08/09 00:00

SECRETO A TRES VOCES

Los liberales divagan en torno a la junta de parlamentarios, pero la sartén por el mango la tienen Betancur y sus inmediatos asesores.

SECRETO A TRES VOCES

Mientras el vendaval suscitado por la crisis del Grupo Colombia, absorbía la atención de los colombianos, el mundo político continuaba enredado en discusiones bizantinas sobre el brumoso artículo 120 y todas las posibles interpretaciones que caben en torno a dos de los adjetivos más ambiguos de la lengua castellana: adecuado y equitativo. De estos dos adjetivos, como es sabido, depende la cuota de poder y burocrática que le correspondería al maltrecho partido liberal.
El punto que, solto voce, por el momento, divide al país político liberal, gira en torno a la Junta de parlamentarias convocada en principio para el 17 de julio. Mientras algunos parlamentarios, consideran que no sería muy útil una reunión antes de que el presidente Betancur no defina sus puntos de vista sobre el 120 otro sector sin embargo considera que el partido liberal es autónomo para fijar su propio criterio, sin esperar el humo blanco de su contrincante. Esta diferencia de opiniones salió a la luz pública a raíz de unas declaraciones a la radio del senador Guerra Tulena radio del senador Guerra Tulena, haciendo de vocero del sector opuesto a la reunión. Después de algunas escaramusas se decidió finalmente llevar a cabo la junta de parlamentarios como una etapa intermedia antes de la convención que se convocaría para diciembre.
Como sea, parece difícil obtener de una Junta de parlamentarios un pronunciamiento categórico, cuando todo el país parece inclinado a extenderle un voto de confianza al nuevo Presidente. Recogiendo esta especie de "estado de gracia", que rodea a Betancur, "El Espectador" (editorial del 9 de julio), admite implícitamente la conveniencia de que no se establezcan "pactos sectoriales", para la integración de sus nuevos cuadros de gobierno y encuentra plausible que se le respeten sus fueros a la función presidencial.
Mientras estos debates se ventilan del lado liberal, conservadores muy próximos a Betancur, como el ex-Presidente Misael Pastrana Borrero ratifican su conocido punto de vista en el sentido de que la interpretación del 120 no es negocíable con grupo alguno, sino que es del libre arbitrio del Presidente de la República
En esto cruzó fuegos con López Michelsen, quien está insistiendo cada vez con más vehemencia que la aplicación del 120 debe ser discutida con el partido liberal.
Todo lo que se diga en uno u otro partido sobre este tema continúa en el terreno de la especulación. El único que podría decir, al respecto, algo definitivo es el propio Betancur, cuyo paradero hasta fines de la semana pasada continuaba siendo un enigma. Todo lo que se sabía hasta entonces, es que el Presidente electo, tomaba el sol, en algún lugar de los Estados Unidos (probablemente La Florida). Tomar el sol es una manera de decir, pues el viaje de Augusto Ramírez Ocampo, su brazo derecho, y del ex-Presidente Pastrana al lugar no revelado, donde se encontraba, no fue precisamente con el propósito de broncearse al lado del Presidente electo, sino, seguramente, el de ir concretando puntos en torno a los primeros pasos del próximo Gobierno. Lo cierto es que al bajar del avión, el miércoles 7 de julio, exactamente un mes antes de la transmisión del mando, Ramírez Ocampo y Pastrana, traían en el bolsillo muchos secretos y probablemente, unas cuantas instrucciones.
Dentro de tanto sigilo, lo único visible hasta el momento, son las comisiones designadas por Betancur para establecer el empalme con ministerios e institutos. Dichas comisiones que SEMANA revela parcialmente (ver recuadro), incluyen un buen número de técnicos y profesionales conservadores, con algún esporádico liberal belisarista. Ninguno de ellos hasta el momento ha entrado a las dependencias pisando duro, ni aventurando conceptos. Escuchan, toman notas, aceptan un tinto, todo dentro de un clima de cortesía y a veces de humor. Por contagio o por instrucciones, todos parecen haber asimilado el estilo impuesto por el propio Betancur.--
Comisiones de empalme
INRAVISION
Eduardo Rodríguez Camacho
Clara María Ochoa
José Gregorio Hernández
Gustavo Castro Caycedo.
AGRICULTURA
Armando Samper
Juan Sebastián Betancur
Juan Manuel Ospina
Hugo Palacios Medina
Roberto Junguito.
MINCOMUNICACIONES
Carlos Delgado Pereiro.
TELECOM
Ramiro Barrios
Augusto Góngora
Olga Duque de Ospina
Sergio Arboleda
Mario Gallego.
COLCULTURA
Fernando Toledo
Harry Hannaberg
Juan Manuel Lleras
Alvaro Hernán Mejía
Sofi de Arboleda.
MINEDUCACION
Gabriel Betancur Mejía
Alfonso Campo Londoño
Guillermo Galán
Nepomuceno Torres
Humberto Ramírez
Padre Hoyos (Universidad Javeriana)
Alberto León Betancur
Augusto Cano
Enrique Watson
Fernando Toledo.
SENA
Rodolfo Martínez Tono
Clara Elsa de Sandoval.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.