Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/2012 12:00:00 AM

"Secuestro, la incertidumbre del proceso": País Libre

La afirmación de las FARC de que no tienen secuestrados en su poder sorprendió. Familiares y políticos no creen plenamente en tal afirmación.

Pocos minutos después de que los voceros de las FARC en La Habana, Cuba, afirmaron que no tienen un solo secuestrado en su poder, familiares de personas secuestradas arribaron a la Plaza de Bolívar para manifestar su rechazo.
 
Rodrigo Granda, el llamado 'canciller de las FARC', afirmó categóricamente que "ninguno de nuestros frentes está secuestrando". Por el contrario, dijo que en Colombia "secuestran" desde los órganos de inteligencia y seguridad del Estado, los paramilitares y la delincuencia común, pero que todos los plagios les son imputados a las FARC. "Los francotiradores del proceso de paz nos están acusando".
 
La incertidumbre fue total. En el centro de Bogotá casi una treintena de personas poblaron las escaleras de la catedral primada con las fotos de civiles y uniformados que perdieron su libertad y de las que aún se desconoce su paradero.
 
Incluso, algunos de los familiares, como Blanca Ayde Flórez, cuentan con información para asegurar que algunos de sus seres queridos están en poder de algunos comandantes de frentes de la guerrilla de las FARC. En el caso concreto, Flórez dice que su hijo fue secuestrado el pasado 11 de septiembre del 2011 y que pagó un rescate al comandante del frente 57 de esa guerrilla. La suerte de su hijo aún se desconoce.
 
Las palabras de 'Rodrigo Granda' fueron recibidas con “desconcierto” por Clara Rojas, exsecuestrada quien actualmente preside y dirige la fundación País Libre, organización que desde finales de los 90 ha adelantado estudios serios sobre el comportamiento del secuestro en el país.
 
Según cifras de País Libre, consolidadas hasta junio del 2012, se conocieron 81 casos de secuestro simple durante el primer trimestre del año. Ocho más que en el 2011.
 
Esta fundación asegura que, aunque se registró una "disminución sustancial" en los secuestrados realizados por las FARC, durante el primer semestre del 2011 se le atribuyen a esta guerrilla 19 casos de secuestro. En el primer semestre del presente año, dice País Libre, tres casos de secuestro reportados son responsabilidad de las FARC. De los 81 casos de secuestro reportados en el 2012, 11 personas aún permanecen cautivas.
 
Con estas cifras en la mano, Clara Rojas dice que "es posible" que los jefes de los casi 60 bloques de las FARC "no les hayan informado la verdad" a los miembros del secretariado de esa guerrilla. Por eso exige un pronunciamiento del Gobierno frente a lo que califica "la mayor incertidumbre en medio de las negociaciones de paz".
 
Así como los familiares de secuestrados no creen plenamente en las palabras de 'Rodrigo Granda', en la dirigencia política tampoco. Sin embargo, jefes y voceros autorizados de los partidos políticos esperan que la incertidumbre sobre el secuestro sea resuelta en las mesas de negociación que serán instaladas el 8 de octubre en Oslo y que luego se trasladarán a La Habana.
 
Juan Carlos Vélez, senador de La U, dice que la afirmación de que las FARC no recurren al secuestro como una fuente de ingresos "no la cree nadie".
 
Roy Barreras, presidente del Congreso y miembro de la Comisión de Paz del Senado, recordó que el marco jurídico para la paz que aprobó el parlamento colombiano en la pasada legislatura impone a las FARC una cláusula para que estas herramientas puedan ser activadas. Esa cláusula, dice, es la exigencia de la liberación de todos los secuestrados.
 
Alfonso Prada, presidente del Partido Verde, es sincero al afirmar que "no les creo a las FARC". Asegura que la información de los organismos de inteligencia y seguridad advierte lo contrario. Sin embargo, considera que la realidad del secuestro es un imperativo que se tiene que poner en la mesa de negociación porque, como dice Roy Barreras, en este proceso es imperativo respetar los derechos de las víctimas. "En Colombia aún hay personas privadas de la libertad. Esa es una realidad".
 
Simón Gaviria, jefe único del Partido Liberal, dice que el proceso de negociación arranca con una información de las FARC que tiene que ser sujeta de verificación. Gaviria considera que si en el proceso, dicha información no se puede verificar, el proceso de paz se debe suspender y el Gobierno "levantarse de la mesa".
 
El pasado 26 de febrero, mediante el mismo comunicado en que las FARC anunciaron la liberación unilateral de los 10 últimos uniformados que admitían tener en su poder, también anunciaron la renuncia a la práctica del secuestro político y extorsivo.
 
Acogiéndose a esa directriz, 'Rodrigo Granda' afirmó en La Habana: "Dijimos que no iba a haber secuestros y hoy no hay secuestros. Está en contra de la instrucción (…) Ningún frente nuestro está secuestrando. Podemos comprometer nuestra palabra ante el concierto internacional".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.