Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2014 12:00:00 AM

Sede de Corte Constitucional no ‘aguanta’ tanta tutela

Su presidente, Luis Ernesto Vargas, envió un SOS a las autoridades por las 1.500 tutelas que allí llegan a diario.

Sin duda, la acción de tutela es uno de los grandes logros de la Constitución de 1991 en materia de defensa de los derechos fundamentales de los colombianos. Sin embargo, ante la mermada capacidad del Estado en defender asuntos básicos como la salud, el trabajo o la educación, entre otros, los ciudadanos han desbordado la capacidad del aparato judicial en búsqueda del amparo.

Un ejemplo de ello, respecto del derecho de elegir y ser elegido, fue la polémica ‘tutelatón’ en la que decenas de acciones fueron interpuestas con el propósito de frenar la salida del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, del Palacio de Lievano, luego de haber sido destituido e inhabilitado por la Procuraduría.

Ese aparente uso desmedido de esta herramienta, palidece ante las 1.500 tutelas que a diario arriban a la sede de la Corte Constitucional, que debe resolver estas acciones en última instancia. La situación ha llegado a tal extremo que, dicha avalancha de papel, amenaza el edificio donde funciona el alto tribunal.



El presidente de la Corte Constitucional, magistrado Luis Ernesto Vargas Silva, indicó en diálogo con Semana.com que “existe la posibilidad que colapse físicamente el edificio por el peso que tienen los expedientes”.

Pero eso no es todo: la abundancia de acciones de tutela, según el togado, llevaría también “a un colapso en el manejo de la tutela porque hay decenas de miles para radicar y resulta que estas acciones tienen términos”.

Vargas alertó de que es urgente una solución pues, por si fuera poco, no hay espacio físico para poder almacenar los casos que están en costales y cajas en los pasillos de la Corte. “Ya no se da abasto. Acá hay un riesgo enorme a causa de no tener espacio suficiente y este es el trabajo que realmente se hace de manera cotidiana, incluso por judicantes”, expuso.



El magistrado aseguró que, en febrero pasado, se hizo una petición a la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, sin que hayan recibido respuesta. Afirma que, mediante brigadas de personal, podrían descongestionar la recepción de los expedientes, así como los pasillos del edificio.

Mientras llegan las soluciones estructurales para los problemas básicos que afectan al país, ¿terminará colapsando la sede de esta altas corte?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.