Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/3/2016 3:44:00 PM

“El acuerdo de paz constitucionalmente hoy no existe”

Para Juan Gabriel Uribe, el director del Nuevo Siglo, con el triunfo del No el acuerdo de paz en La Habana se cayó y nace un nuevo proceso.

Este lunes en Semana en vivo María Jimena Duzán debatió con Marta Lucía Ramírez, exministra y excandidata presidencial; José Antequera, abogado e hijo de José Antequera, dirigente de la UP; Salud Hernández, periodista y Juan Gabriel Uribe, director del Nuevo Siglo sobre hacia dónde va el país ahora que ha triunfado el No en el plebiscito.

Juan Gabriel Uribe expuso que hay que dar un salto importante y dejar todo atrás para hacer una paz mucho más enfática, dijo que las FARC ya dio un paso para el pacto nacional, ahora les corresponde a los colombianos acabar la polarización.

Marta Lucia Ramírez afirmó que está dispuesta a hacer lo que sea por la paz de Colombia, sostuvo que la ilusión de paz de todos los colombianos ella lo comparte pero sin ventajismo político. Agregó que en este acuerdo hay cosas rescatables y que el tema de una constituyente se debe considerar.

Por otro lado, el abogado y victima José Antequera dijo que el país está en una situación de crisis generado por el No, sin embargo resaltó que no puede permitirse que este proceso se dilate porque en este tiempo puede reactivarse la guerra.

Para la periodista Salud Hernández este domingo gano la democracia colombiana, sostuvo que por fin el gobierno y las FARC se van a sentar y van entender que la paz es consensual. Finalmente dijo que el gobierno abuso de una manera arbitraria de los medios para la campaña del plebiscito.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.