Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2012 12:00:00 AM

Senador Armando Benedetti mantiene su curul como congresista

El tribunal de lo contencioso administrativo consideró que el senador no violó el régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

El expresidente del Congreso y actual senador Armando Benedetti podrá seguir en su curul. Así lo determinó la sala plena del Consejo de Estado luego de considerar que no había mérito en la demanda en la cual se pedía la pérdida de investidura por un supuesto mal trámite cuando era senador y el cual lo beneficiaba.

El demandante le pidió al Consejo de Estado investigar a Benedetti por intentar el cambio de la comisión segunda a la primera en una plenaria que él presidía y luego de una propuesta del senador de la U, Roy Barreras. En la U buscaban que el senador ocupara la curul del hoy exsenador Javier Cáceres.

Tras la votación, varios de los senadores rechazaron la pretensión del partido de la U y la propuesta se tumbó. Ese fue el argumento del alto tribunal para considerar que finalmente no había lugar a aceptar los argumentos de la demanda.

Para el demandante, Pablo Bustos, director de la Red de Veedurías Ciudadanas, Benedetti se quiso cambiar de curul de manera ilegal violando el régimen de inhabilidades e incompatibilidades. 
 
A finales de enero de este año la Procuraduría General de la Nación le pidió al Consejo de Estado que se rechazara la pretensión de pérdida de investidura contra el senador al considerar que "no se evidenció conflicto de intereses por cuanto la motivación fue política y en la dinámica de esos cambios los senadores no se declaran impedidos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?