Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/4/2015 12:00:00 AM

“El senador López tenía un vehículo que no le fue asignado”

La Unidad Nacional de Protección responde a las graves denuncias que hizo el vicepresidente del Senado sobre el retiro de su esquema de seguridad.

La denuncia que Alexánder López (Polo) hizo esta semana en la plenaria del Senado no dejó de ser escandalosa. El congresista, que ostenta la dignidad de ser el vicepresidente del Senado, responsabilizó directamente al presidente Juan Manuel Santos de lo que pudiera ocurrir con su seguridad, luego de que la Unidad Nacional de Protección (UNP) le retiró la camioneta blindada en la que se movilizaba en Bogotá.

López tiene la doble condición de ser dirigente de oposición y haber denunciado hace siete meses corrupción en la UNP. Él goza, desde el año 2004, de medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a causa de cuatro atentados y un plan para matarlo, según el congresista, por sus posiciones políticas.

En la plenaria, López dijo que no le avisaron sobre el retiro del vehículo. También que tuvo que desprenderse de sus dos escoltas, para no exponerlos, y andar en taxi. Insistió en que todo se podría tratar de una retaliación.

Diego Mora, director de la UNP, se enteró de la denuncia y la asimiló con mucha extrañeza. Asegura que varios de los detalles expuestos por el senador no concuerdan con la verdad y aclara que al vicepresidente del Senado no se le ha reducido el esquema de seguridad, el cual calificó como uno de los más robustos del país, sino que se le retiró una camioneta que no le estaba asignada y que aún se desconoce por qué estaba en su poder.

Mora, en diálogo con Semana.com, explicó algunos detalles del expediente 2456, que corresponde al senador del Polo. Es uno de los más de 1.800 esquemas que, desde el pasado mes de febrero, vienen siendo revisados por la nueva administración de la UNP.

Estos esquemas fueron objeto de revisión debido a un informe de la Contraloría que detectó que la UNP implementó varias medidas de protección sin el correspondiente acto administrativo.

Todos los esquemas deben tener esa resolución. Esta se expide luego de que un Comité Interinstitucional, en el que tienen asiento, entre otros, la Policía y la Procuraduría, evalúa las condiciones de riesgo, adicional al examen que hace la UNP a cada una de las personas que solicitan la protección del Estado.

En esa revisión, según Mora, se encontró en el expediente del senador López una comunicación del 15 de diciembre del 2014 en la que se redefinió el esquema de seguridad y los vehículos, blindados y convencionales a su disposición, tanto en Bogotá como en Cali, su ciudad de origen.

Mora indicó que hacer esa revisión se detectó que López tenía un vehículo blindado adicional que no le fue asignado, por lo que se le enviaron comunicaciones para devolverlo.

Pese a existir esa comunicación, el pasado 10 de agosto se le envió un oficio en el que se detallaba la situación. Según Mora, el senador lo recibió el 14 de agosto, según lo pudieron comprobar en la UNP. A pesar de eso, el vehículo blindado no fue devuelto. Hubo una comunicación con los escoltas a quienes se les reiteró la obligación de devolver la camioneta ante la existencia de una orden de desmonte.

El operativo se realizó, efectivamente, en la tarde del martes, cuando en un hecho inédito en este período legislativo, López, siendo de la oposición, estaba presidiendo una de las plenarias del Senado.

“A pesar de que se retiró ese vehículo, el senador Alexánder López cuenta con un esquema de protecciónque a juicio del comité, es el idóneo para garantizar su seguridad. Tiene otros vehículos blindados y esquemas en Bogotá y Cali. Puedo decir que su esquema de protección es más robusto que el de cualquiera de los demás congresistas, en virtud a que tiene una medida cautelar de la CIDH”, le dijo Mora a Semana.com.

El caso de López no es el único. En el primer semestre se han venido revisando y cerca de 200 esquemas han sido desmontados porque no eran compatibles con las valoraciones de riesgo o porque no tenían un acto administrativo vigente. “Entre los que hemos desmontado hay esquemas de varios parlamentarios a los que se les ha retirado la asignación de vehículos o de escoltas. Ellos han sido más comprensivos que en el caso de López”, afirma Mora.

Tal parece que el senador que denunció ante el pleno del Senado el desmonte de su esquema de seguridad y responsabilizó al presidente Juan Manuel Santos de cualquier cosa que le llegara a pasar tiene uno de los esquemas más grandes de seguridad, y si le retiraron un vehículo blindado era porque tenía una camioneta adicional. Pero su protección por parte del Estado sigue vigente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.