Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/08/25 22:00

Bogotá decidirá sobre corridas de toros el 25 de octubre

El alcalde de Bogotá entregará en las próximas horas el decreto para que se pueda realizar la consulta.

Gustavo Petro. Foto: Archivo SEMANA

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, tiene listo el decreto para convocar la consulta taurina, que se realizará, tal como están las cosas, el próximo 25 de octubre, día de las elecciones regionales. La fecha es clave porque ese día los bogotanos están convocados a las urnas para escoger autoridades locales, lo que garantiza una alta participación ciudadana.  

Este martes el Tribunal Administrativo de Cundinamarca avaló la pregunta y determinó que no existían vicios constitucionales en el trámite de la iniciativa los cuales habían presentado más de cien personas que vieron vulnerado su derecho a disfrutar de la tauromaquia. La secretaria general de la Alcaldía, Martha Lucia Zamora, aseguró que “lo importante es que el tribunal encontró que la pregunta no es contraria a la Constitución”.

Pero más allá de lo que determinó el tribunal y sin perder un minuto, el alcalde Petro fijó la fecha para que se haga la consulta. Una de la razones la expuso la propia secretaria Zamora, quien dijo que “el tiempo vale oro en este momento”.

Y no le falta razón, la Ley de Participación Ciudadana ordena que tras el pronunciamiento la entidad territorial, se tiene que citar a los ciudadanos antes de tres meses luego de la votación del Concejo, esta se produjo el 28 de julio.

Las elecciones regionales tienen una característica particular, su convocatoria. Esa elección los candidatos: ediles, concejales, diputados, alcaldes y gobernadores están obligados a ir a cada rincón de las ciudades y municipios para buscar los votos.

En las elecciones de octubre del 2011, poco más de 2,3 millones de capitalinos, que equivalen al 47 %, votaron en los comicios en los que quedó como alcalde Gustavo Petro. Es decir, la administración y los animalistas esperan no contar con menos de ese potencial de votantes. Si lo hicieran en una fecha diferente a una jornada electoral, es claro que el número se reduciría sustancialmente.

Para que la consulta sea aprobada se necesita el voto afirmativo de la mitad más uno de los sufragios válidos, siempre y cuando haya participado no menos de la tercera parte de los electores que componen el censo electoral, es decir 1,7 millones de vontantes ya que el censo es de 5,3 millones de personas aptas para votar.

Aunque en la Corporación Taurina recibieron con preocupación el fallo, dicen que el hecho de que se haya convocado para las elecciones es un tema ya resuelto. “Desde que se cambió la Ley de Participación Ciudadana se pueden hacer las consultas en esas fechas, en las elecciones”, dijo el secretario técnico de la Corporación Taurina, Harold Ronderos.

Otro de los argumentos para que se haya escogido el 25 de octubre es la reducción de costos. La Registraduría advirtió hace unas semanas que no se podía solicitar los recursos si la consulta no estaba debidamente convocada. Si se hace en las elecciones, el costo se reduciría el 70 % de valor total, de lo contrario, si se realiza en una fecha distinta a las elecciones su costo podría ser de 35.000 millones de pesos.

Esos elementos les podrían garantizar a los antitaurinos que la consulta se vote a su favor. El concejal progresista Yezid García y quien impulsó el tema en el cabildo, aseguró que aunque el resultado solo se conocerá el día de la votación, el ambiente es “propicio y desde ahora vamos a hacer campaña”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.