Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2012 12:00:00 AM

¿Será posible que entre el presidente y el alcalde hagan una vía de un kilómetro?

La construcción de un kilómetro de calle que le faltó al TransMilenio para llegar al aeropuerto Eldorado refleja los enormes problemas burocráticos para sacar del atraso a la infraestructura de Colombia.

En 'Cien Años de Soledad', los Buendía vivían en un mundo idílico, prehistórico, sin contacto con el resto de la civilización, entregados a la fantasía y a la magia hasta que Úrsula encontró la ruta para salir de la ciénaga y comunicó a Macondo con el resto del mundo.
 
Muchos años después, los dos principales gobernantes de estas tierras todavía no han logrado explicarles a los ciudadanos porqué la ruta del TransMilenio de la calle 26 quedó cortó y solo llega hasta el sector de algunos de los moteles más populares del occidente de Bogotá. Así que, por ahora, será una quimera ir al aeropuerto Internacional Eldorado en los buses rojos.
 
La situación no pertenece a un exótico pasaje del realismo mágico sino a un grave problema que tiene sorprendidos a los habitantes de la capital del país. Tanto que en las últimas horas el presidente Juan Manuel Santos también usó un símil literario para informar que le pedirá al alcalde mayor Gustavo Petro hacer en conjunto la obra porque de lo contrario sería algo 'kafkiano'.
 
El jefe del Estado dijo: “Sería kafkiano invertir semejante cantidad de dinero en el TransMilenio y dejar al pasajero a menos de un kilómetro. Eso no tiene ninguna lógica".
 
"No podemos dejar las obras sin algo esencial. Por ejemplo, en el aeropuerto de Bogotá tenemos que arreglar con el Alcalde, con quien me voy a reunir la semana entrante, ese pequeño tramo de TransMilenio que falta”, explicó el mandatario.
 
Tanto a los habitantes como a los turistas que arriban a la ciudad les cuesta trabajo entender semejante absurdo. En la alcaldía del Gustavo Petro dicen que esto se debe a una falla de la administración pasada que no incluyó dentro de los diseños la conexión del sistema con el terminal aéreo. "Desafortunadamente no se incluyó en los diseños y a esta administración le toca entrar a resolver una falla", explican.
 
"El problema no es de plata", explica el exministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez sino "una excesiva normatividad que impide desarrollar la obra". ¿Por qué?
 
"Porque el Distrito construyó el tramo hasta donde están sus terrenos y no puede ir más allá porque son terrenos de la Nación. Es tan surrealista esto que una solución podría ser la de que el Distrito haga una parte, la Nación la otra y dejen una línea fronteriza en donde se haga no sé qué".
 
La no terminación de la obra afectará la entrada en vigencia del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), previsto para el próximo mes de agosto, y evidencia las dificultades en Colombia para modernizar la infraestructura, una de las exigencias para el buen funcionamiento del Tratado de Libre Comercio (TLC).
 
Cardona dice que aunque el tramo faltante, comprendido entre la carrera 103 y el aeropuerto Eldorado, es motivo de discusión porque recibe todos los focos de los medios, "hay que mirar en las regiones, donde hay situaciones más incomprensibles".
 
En línea con las metáforas literarias, explica que poner en sintonía a todas las dependencias del Estado es una tarea quijotesca, en la que cada funcionario se cuidará para evitar ser empapelado por la Contraloría o la Procuraduría, porque siempre habrá algún abogado pendiente de un inciso para presentar una demanda.
 
La complejidad es alta pues para hacer el tramo de la calle 26 -que con exactitud es de 1.600 metros- hay que poner de acuerdo a la Aeronáutica Civil, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), la Secretaria de Planeación, la Secretaría de Movilidad y TransMilenio S.A.
 
De ahí la trascendencia de las conclusiones a las que llegue Santos con Petro. De su gestión, se hará la vía de un poco más de un kilómetro con tres estaciones, una a la altura de la Terminal de Carga, otra a la altura del Puente Aéreo y otra a la del Terminal Internacional. ¿Serán capaces? Han pasado cinco años desde que se inició la obra y por ahora los usuarios terminarán el trayecto en la zona de los moteles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.