Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/2015 9:35:00 PM

División fajardista, ¿más profunda que nunca?

El movimiento político del gobernador Sergio Fajardo pasa por una coyuntura que tiene nombres propios: Alonso Salazar y Federico Gutiérrez.

Compromiso Ciudadano es un movimiento sui géneris en la política colombiana: no es un partido ni tiene personería jurídica y tampoco ha ganado técnicamente ninguna elección; pero aún así lleva 11 años en el poder.

Dicho de otra manera, Compromiso Ciudadano fue el colectivo cuyas bases rodearon y ayudaron a que Sergio Fajardo ganara las elecciones a la Alcaldía de Medellín en el 2003 y las de Gobernación en el 2011.

También fue el movimiento que impulsó el nombre de Alonso Salazar para que llegara a la Alcaldía en el 2008. Sin embargo, en ninguno de los casos Compromiso otorgó los avales, pues la ley no se lo permitía: Fajardo fue Alcalde por el Movimiento Alianza Social Indígena, hoy Alianza Social Independiente (ASI) y gobernador por el Partido Verde. Y Salazar también llegó con el aval de la ASI.  

Entonces, ¿qué es Compromiso Ciudadano? El concejal Luis Bernardo Vélez, uno de los fundadores, tiene una respuesta decorosa: “No es un partido, es una forma de hacer política”.

Pero pese a los debates y a la deliberación que se ha dado dentro de sus toldas a lo largo de 15 años, la experiencia indica que Compromiso Ciudadano es Sergio Fajardo.

Un miembro de Compromiso le dijo a Semana.com que ha sido Fajardo quien ha tomado las decisiones trascendentales del movimiento: “Fajardo fue quien impulsó aquella convención que en el 2012 llamaron "Pido la Palabra" y fue Fajardo quien decidió abandonarla. Fajardo decidió entrar al Partido Verde y Fajardo decidió la salida. Fajardo es el líder natural de Compromiso y su rumbo nunca ha sido colegiado”, dice.

Y ese es el origen de la división que hoy tiene enfrentado al movimiento por dentro. Fajardo, quien por su investidura de gobernador no puede participar en política, ya parece haber definido con su guiño los candidatos para las elecciones locales de octubre, según la interpretación que han hecho personas cercanas a él.

Esa supuesta unción, coinciden varias voces de Compromiso, fue para Federico Restrepo, exgerente de EPM, y para el exconcejal Federico Gutiérrez, quienes aspirarán a la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín, respectivamente. Ambos, que irán por firmas, han revalidado dicha unión en diferentes escenarios.

Restrepo, por ejemplo, le dijo a Blu Radio este lunes que seguirá haciendo llave con Gutiérrez, y Gutiérrez, por su parte, trinó: “Grandes retos por Medellín y Antioquia. Muy buena jornada de trabajo con mi tocayo @FedericoRes y nuestro equipo”.

Restrepo además soltó en Blu una frase que resulta sugerente en las actuales circunstancias: “Todos somos Compromiso Ciudadano”.

Y aquí es donde el panorama se quiebra. Alonso Salazar, quien fue uno de los fundadores de Compromiso, además de secretario de Gobierno de Fajardo y posteriormente alcalde, anunció públicamente que será precandidato nuevamente a la Alcaldía por Compromiso Ciudadano. Salazar nunca estuvo de acuerdo con la aspiración de Gutiérrez, al punto de que prefirió él mismo lanzarse al ruedo y convocar a una convención de Compromiso para el próximo 7 de febrero.

La decisión de inmediato tuvo resonancia. La senadora Claudia López, por ejemplo, escribió en Twitter: “No recuperamos a @AlonsoSalazarJ de una arbitrariedad para dejarlo en el clóset. Me alegra que siga en la política local nacional activa”, refiriéndose al fallo del Consejo de Estado que le devolvió los derechos políticos a Salazar luego de que el procurador lo destituyera e inhabilitara por 12 años.

Pero, ¿cuál es la razón por la cual Salazar nunca aceptó a Gutiérrez? Algunos lo adjudican al perfil uribista de Gutiérrez y a sus férreas críticas al proceso de paz, que se contradicen con el discurso de Fajardo en torno a los diálogos en la Habana. De hecho, Fajardo es uno de los pocos gobernantes locales que tiene una agenda con miras a preparar el territorio para el posconflicto.

Sin embargo, las diferencias podrían tener otro cariz. “Acuérdese que Compromiso nunca ha sido abiertamente antiuribista. Es más, Compromiso, así a la gente le cueste decirlo, es un movimiento de centro derecha”, dice alguien de Compromiso que apoya a los “Federicos”.

Las diferencias entre Salazar y Gutiérrez vienen de la época en que el primero era alcalde y el segundo concejal. Gutiérrez criticó en varias ocasiones el modelo de seguridad de Salazar y propició debates álgidos sobre Metroplús y movilidad. No obstante, Gutiérrez dice hoy que su campaña será de respeto hacia los demás contendores. “Yo no estoy metido en esa pelea. Yo siempre he sido autónomo. Esto no debe ser de debates personales. Por eso vamos por firmas”.

Mientras que la división dentro del fajardismo está más polarizada que nunca y se zanja incluso en discusiones epistolares, Federico Restrepo asegura que seguirá trabajando de la mano con Gutiérrez, aceptando un eventual apoyo de Salazar.

Pero Salazar piensa otra cosa. “Así no es. El apoyo debe ser ratificado en la convención con acuerdos”, respondió desde Twitter, que ha sido justamente el escenario desde donde Salazar ha dado el debate y lanzado sus anuncios. “Sin visiones apocalípticas el tema de seguridad hay que repensarlo. Hay que escuchar”, trinó en días pasados.

Pero del otro lado está Gutiérrez. Ante la pregunta de si se considera un aspirante fajardista, respondió:“Cuando yo empecé en política apoyé a Fajardo. Y fui un convencido de esos cuatro años de gobierno. Yo he tenido una muy buena relación cercana con Fajardo, así como con otros personajes”.

Y si una parte de Compromiso Ciudadano apoya a los “Federicos” en bloque y otra a Salazar y a Federico Restrepo, por aparte, la consecuencia obvia es que el fajardismo perfectamente podría perder la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín en un solo envión.

Sin embargo, cualquier vaticinio es prematuro e infructuoso a nueve meses de las elecciones, más si se tiene en cuenta que la baraja de aspirantes a ocupar el cargo de alcalde es aún más nutrida y diversa: Luis Bernardo Vélez y Claudia Patricia Restrepo son nombres que también cuentan con apoyos dentro de Compromiso Ciudadano. Sin contar que desde otras orillas hay candidaturas en movimiento: Bernardo Alejandro Guerra, Juan Carlos Vélez Uribe, Gabriel Jaime Rico y Juan Felipe Campuzano son algunos de ellos. El camino es largo y en política está visto que los votos no están en recintos ni en la redes sociales, sino afuera, en las calles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.