Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/2005 12:00:00 AM

"Sería como volver a la edad de piedra"

A raíz del enfrentamiento por las comisiones a las tarjetas de credíto y debíto, Patricia Cárdenas, presidenta de Asobancaria, responde a las críticas de los comerciantes

SEMANA: Si para el 30 de octubre los bancos no rebajan la comisión que cobran a los comercios por el uso de las tarjetas, los grandes supermercados van a desestimular el uso del dinero plástico. ¿Qué opina? PATRICIA CÁRDENAS: Eso sería deplorable. El país ha logrado gran desarrollo en los medios de pago, que generan múltiples ventajas a los usuarios: mayor seguridad, disponibilidad, inmediatez y devolución del IVA. Promover el efectivo sería como volver a la edad de piedra. SEMANA: ¿Qué tanto afectaría al sector financiero la suspensión del dinero plástico en los hipermercados? P.C.: Los más afectados serían los hipermercados y los consumidores. Como 35 por ciento de las ventas del comercio se hacen con tarjetas, y cerca del 50 por ciento de los clientes pagan con estos dos medios. Un cliente con tarjeta de crédito compra en promedio 2,3 veces más que uno con efectivo. Sería un pierde-pierde. SEMANA: ¿No le asusta que los comercios creen tarjetas de crédito propias, por fuera del sector financiero? P.C.: No. La conveniencia de las tarjetas bancarias no tiene competencia. Con ellas un consumidor tiene acceso a 15 millones de establecimientos en el mundo. SEMANA: Los comerciantes insisten en que el porcentaje de comisión que les cobran los bancos, en promedio de 4,1 por ciento, es el más alto de América Latina. ¿Están abusando los bancos? P.C.: Esa cifra es incorrecta. El nivel real promedio ponderado de las comisiones en Colombia es de 3,16 por ciento para crédito, y de 1,42 por ciento para débito, y ubica a Colombia por debajo de la media latinoamericana para el débito, y en promedio para el crédito. SEMANA: Pero pueden bajar más... P.C.: La banca ha hecho grandes esfuerzos. En abril pasado pusimos en marcha un nuevo modelo que ha traído una reducción, en promedio, del 18 por ciento en las comisiones en crédito, y del 11 por ciento en débito. Hay que dejar que este modelo madure y continúe mostrando sus bondades. SEMANA: Reducir la comisión al 1 por ciento, como quieren los comerciantes, ¿sigue siendo negocio para los bancos? P.C.: En principio, uno pensaría que no es posible llegar a esos niveles. SEMANA: ¿No será más bien que el sector financiero quiere quedarse con todo el pastel? P.C.: Las comisiones son esenciales para que el sistema de pagos electrónicos funcione. Éstas ayudan a cubrir los costos de las transacciones electrónicas tales como la protección contra el fraude y los desarrollos tecnológicos. Los bancos le pagan al comercio al día siguiente de la transacción con tarjeta de crédito, en cambio, el consumidor tiene 30 días para pagarle al banco. SEMANA: Según los comerciantes, una baja notoria en las comisiones se traduciría en una reducción en los precios... P.C.: Si eso fuera cierto, en Colombia los consumidores ya habrían recibido el beneficio de la reducción promedio del 18 por ciento en las comisiones al comercio. La experiencia de otros países señala que aun si bajan las comisiones, el comercio no traslada los beneficios al consumidor. SEMANA: Las entidades financieras también están en el ojo del huracán por las tasas de interés que cobran por los préstamos para consumo. Mientras la inflación llega al 5 por ciento, el interés de las tarjetas de crédito está en 27 por ciento. ¿No es un abuso? P.C.: Ese es un cálculo simplista. Son créditos de montos bajos cuya administración es muy costosa. Los bancos requieren redes de oficinas, gastos de personal y montar esquemas especiales para la cartera. A ello hay que agregarle las inversiones forzosas, los encajes, el 4 por mil, etc. SEMANA: En Colombia los bancos cobran por todo: por los cajeros, por Internet, por pagos por teléfono, por los cheques... P.C.: En cualquier negocio es legítimo cobrar por el servicio que se ofrece. SEMANA: ¿Y no cree que por esto los bancos no son muy apreciados en Colombia? P.C.: Puede que eso lo piense parte de la población, en buena medida influidos por percepciones erradas. Estoy segura de que son muchos más los que están agradecidos con el apoyo que han recibido del sector financiero para comprar su casa, para educar a sus hijos, para su empresa y, en general, para tener una mejor calidad de vida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?