Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/02/18 13:01

Serpa se ofrece a mediar entre Santos y Uribe

El jefe del Partido Liberal los invita a tomar café a su casa. Asegura que no habrá paz sin el Centro Democrático.

Juan Manuel Santos, Horacio Serpa y Álvaro Uribe Foto: SEMANA

Desde cuando el expresidente Álvaro Uribe no le dirige la palabra a su sucesor, Juan Manuel Santos, han sido numerosos los intentos de reconcialiación que sólo han quedado en eso, intentos. Santos, incluso, puso a Antanas Mockus para explorar acercamientos, pero también fracasó en el empeño.

Recientemente el expresidente de Uruguay Pepe Mujica les sugirió encontrarse en una de las montañas de Colombia para que "juntos, miraran el horizonte".

La enemistad entre Santos y Uribe, que ya completa cuatro años y que en buena medida tiene en el proceso de paz sus diferencias irreconcialiables, le hace más daño al país a juicio de todos los dirigentes políticos.

Horacio Serpa, jefe del liberalismo, el partido al que pertenecieron tanto Santos como Uribe, y el político que los vio renunciar al partido del trapo rojo, acaba de ofrecerse como nuevo mediador entre ambos.

La invitación tiene un contexto. Sergio Jaramillo, comisionado de paz, conversaba en un foro de la Universidad del Rosario con excomisionados de paz de anteriores gobiernos. Serpa era uno de ellos.

También estaban Carlos Holmes Trujillo (del gobierno de Ernesto Samper) y Víctor G. Ricardo (del de Andrés Pastrana), la discusión giraba en la necesidad de un gran acuerdo político en torno al proceso de paz.

"Ningún acuerdo va a prosperar si Santos y Uribe no se sientan a tomarse un tinto", dijo Serpa, quien luego ofreció su casa como lugar del encuentro. "Con Rosita estaríamos listos a servir ese café", afirmó.

El ofrecimiento, que seguramente podrá quedarse en buenas intenciones, tuvo un condimiento añadido cuando Sergio Jaramillo y Carlos Holmes Trujillo se dieron mutuos consejos para llevar la razón a sus respectivos jefes.

Trujillo dijo que si estuviera en el traje del comisionado Jaramillo, le diría a Santos: "No espere de Uribe que firme un contrato de adhesión, pero sí está dispuesto a generar consensos".

Jaramillo respondió: "Si fuera del Centro Democrático, le diría que el gobierno Santos actúa sobte la base de argumentos. Venga discuta con argumentos, en lugar de estar peleando públicamente".

¿Una invitación anecodótica o formal? Probablemente sea más lo primero que lo segundo, pero reafirma que el otro proceso de paz es entre Santos y Uribe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.