Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/26/2012 12:00:00 AM

Si Angelino no regresa, ¿Corzo puede llegar a ser Presidente?

Agitación en la red por la posibilidad de que Juan Manuel Corzo llegue a ocupar la primera magistratura ante un retiro del presidente Santos y la delicada enfermedad que padece el vicepresidente Angelino Garzón.

Tras su regreso de China, el presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, tuvo al país en vilo durante 24 horas. Mientras el país esperaba sus palabras en medio de la tormenta que se vive por la reforma a la justicia, él se refugió en el silencio. Solo volvió a hablar al mediodía de este martes cuando dijo que no publicará el texto aprobado.
 
Su silencio fue calificado como insólito pues los últimos meses en la vida de este cucuteño han sido frenéticos: pasó de ser un anónimo político de provincia, a convertirse en uno de los blancos predilectos de los ataques en el ciberespacio en donde ahora los usuarios ironizan por la posibilidad de que llegue a la presidencia. Todo, argumentan varios comentaristas en la red, ante una eventual ausencia de Juan Manuel Santos-y en caso de que el vicepresidente Angelino Garzón continúe en delicado estado de salud.
 
En la red circulan las notas que dicen que en efecto, la Constitución prevé que en caso de ausencia del jefe del Estado, el vicepresidente debe asumir sus funciones. Sin embargo, eso sería imposible en estos días, tras el "evento súbito neurológico de origen vascular" que padeció Garzón.
 
Entonces, según los trinos, sería el presidente del Senado, cargo que en la actualidad ostenta Corzo (nacido el 3 de octubre de 1961 en la capital de Norte de Santander), el llamado a suceder al primer mandatario. Aún no se sabe que piensa él de esta coyuntura.
Corzo es figura protagónica hoy en Colombia. En caso de que él, por ejemplo, decidiera promulgar el texto de la reforma, esta se haría efectiva con todas las consecuencias advertidas para los procesos en que están incursos no pocos funcionarios, lo que generaría además un revolcón institucional sin precedentes.
 
No es la primera vez que Corzo es protagonista de la vida pública nacional. En un pasado reciente se convirtió quizá en el personaje público que más 'palo' ha recibido en las redes sociales. La avalancha de mensajes en Twitter se inició porque públicamente dijo que su sueldo de 16 millones de pesos no le alcanzaba para tanquear los carros en los que se movilizaba.
 
En plena carga cibernética viajó a Azerbaiyán, donde fue invitado como uno de los mejores parlamentarios latinoamericanos. Allí en el Cáucaso se protegió de la avalancha de críticas. Estas, sin embargo, lo persiguieron en la red. Corzo advirtió que el sueldo de 16 millones de pesos de los parlamentarios no era suficiente para tanquear dos carros, que prefería "ser honesto y no robar al Estado" y declaró que quería devolverle la dignidad al Congreso, puesto que las otras ramas del poder, como el presidente y los magistrados, sí tienen derecho al subsidio de la gasolina.

Durante varios días, las redes sociales se inundaron con críticas, chistes e iniciativas de revocatoria de mandato. En Facebook se crearon grupos para pedir su renuncia, y además iniciaron una colecta nacional para pagarle la gasolina y hasta convocaron un plantón frente al Senado.
 
En Twitter se volvió famoso el chiste de ¿cuál es el carro que más gasolina gasta? "El Chevrolet Corzo," y la frase "#fueracorzo" fue una de las más utilizadas. Corzo se convirtió en tema de columnas, programas radiales y hasta fue víctima de una 'pega' de una emisora que dedicó toda una mañana a llamar a su oficina. Según los locutores, la solución para los problemas financieros de Corzo era que mandara a sus escoltas en TransMilenio.

Ahora, que vuelve a estar en el ojo del huracán, se ha vuelto a recordar su polémica gestión. Así, después de su posesión, defendió el proyecto para revivir la inmunidad parlamentaria y apoyó una reforma para prohibir el aborto. También le devolvió facultades de contratación a Emilio Otero, secretario general del Congreso, y a Omar Velásquez, director administrativo, y retomó la licitación para el renting de los carros por un valor cercano a los 70.000 millones de pesos, ambas medidas que su antecesor, Armando Benedetti, había parado en seco.

Justo cuando la agenda legislativa estaba en pleno desarrollo, sufrió una convulsión mientras almorzaba en un restaurante en el centro de Bogotá. Algunos malquerientes dijeron que no soportaba tanta presión. No falta el simpático que en la red pregunte si eso es así, ¿cómo será en caso de asumir la presidencia de la República?

Un hecho que algunos de sus críticos han aprovechado en las últimas horas para buscar una sonrisa en medio de tan oscuro panorama político: “¡En ausencia de Santos y Garzón, Corzo asumiría la Presidencia/ Y después de él, Roy Barreras!”, exclama Natalia Springer en Twitter; "Al menos una buena noticia hoy: como Angelino está enfermo, si por alguna razón falta Santos, el Presidente sería el senador Corzo", sentencia Daniel Samper Ospina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.