Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/7/2012 12:00:00 AM

"Si me metí en esto fue para tener éxito, no para fracasar": Santos

El presidente Juan Manuel Santos aseguró que las FARC "han dicho que no han vuelto a secuestrar", una afirmación respaldada por la inteligencia del Gobierno, según el mandatario. "Hay que creerles", dijo.

En la noche de este jueves, el presidente Juan Manuel Santos se refirió al diálogo que avanza entre el Gobierno y las FARC. En entrevista con Noticias RCN y La F.m., el jefe de Estado reconoció que no le sorprendió el "tono duro de las FARC" cuando exigieron que Simón Trinidad sea uno de los negociadores en el proceso de paz.

"Es irreal. Lo que hemos querido con este proceso es que sea digno, serio, eficaz y realista, y peticiones de esas no son realistas, pero están en todo su derecho de pedirlas. Eso depende de Estados Unidos, nosotros (Colombia) solo podemos negociar lo que está en nustras manos", respondió.

En diálogo con Noticias Caracol, Santos afirmó que el 8 de octubre comenzará la negociación. En ese sentido, recordó que desde el primer día de su mandato, se ha pensado en relación con el proceso de paz a través de la Ley de Víctimas, la Ley de Tierras, e incluso, el mejoramiento de las relaciones internacionales.

Frente al secuestro, el mandatario dio su voto de confianza a las palabras de la guerrilla, que niega que en las últimas semanas se hayan presentado casos de secuestro. "Ellos han dicho que no han vuelto a secuestrar y lo han repetido en varias oportunidades. Por lo menos, la inteligencia nuestra dice que secuestros por parte de las FARC en estas últimas semanas no ha habido, de manera que hay que creerles", precisó.

"Si existen secuestrados, exigiremos la liberación inmediata, pero nos han repetido que no han vuelto a secuestrar", agregó.

Con respecto al tema del narcotráfico, el presidente confirmó que "todos sabemos" que la guerrilla sí utiliza el narcotráfico como fuente de financiación. "Ojalá que en lugar de poner minas y disparar a los soldados o a quienes radican los cultivos ilícitos, los guerrilleros se convirtieran en aliados de la lucha contra el narcotráfico, que a veces es frustante, parece que uno fuera una especie de bicicleta estática".

No obstante, Santos aclaró que el tema del narcotráfico es un asunto de interés internacional. "En estos momentos, en la Organización de Estados Americanos (OEA) se hace un estudio científico a profundidad, para que el mundo tenga una alternativa de solución frente a este problema".
 
Frente a la solicitud de las FARC sobre el cese al fuego, Santos recordó que no se cederá "ni un centímetro del territorio ni se cesarán las operaciones militares". "Ellos pueden solicitar lo que quieran, pero de ahí a que nosotros aceptemos, hay un largo trecho".

El jefe de Estado aceptó que aún no tiene previsto sentarse en la mesa de negociación en Oslo, Noruega. Sin embargo, no descartó esta opción. "Si no hay avance, nos levantamos y todo sigue igual", indicó. "Si no hay negociación, el plan B es continuar con la presión militar, que no va a cesar en las negociaciones. El costo político lo pongo yo, pero el país no va a ceder en materia de seguridad".

Frente a las víctimas, Santos insistió en que son un punto a negociar, pero que no puede vincularlas como parte negociadora.

"No podemos incluir (en la mesa) a todos los que quieran estar. Esto se vuelve un ejército. Mucha gente quiere participar, pero en aras de la seriedad, no es posible", respondió. "Una de las cosas más difíciles es buscar el punto medio entre las víctimas que reclaman más justicia y las posibles víctimas que reclaman más la paz", dijo.

"Hacer la guerra es mucho más fácil que hacer la paz. Eso (la guerra) tiene ciertos créditos políticos. Uno hace la guerra para la paz, uno combate no por combatir, sino para hacer la paz", dijo el mandatario al aceptar que es cauteloso ante el proceso y está consciente de los "grandes riesgos".

"Entré a este proceso con una dosis suficiente de escepticismo para no tomar decisiones equivocadas. He querido minimizar los riesgos para el país, (de tal manera que), si esto fracasa, el país pueda decir: 'No nos costó nada' (...) La historia sería mucho más severa conmigo si dadas las circunstancias, no tomara ese riesgo (...) Si hay posibilidad de decirle al enemigo que cesemos, y hay una salida digna, eso hay que buscarlo".

"Es mucho más difícil hacer la guerra que la paz, pero esa es mi apuesta. La guerra es más popular, pero la paz es lo que más le sirve al país. La Constitución me obliga a buscar la paz", insistió el mandatario en el diálogo que sostuvo con Noticias Caracol .
 
"Si me metí en esto fue para tener éxito, no para fracasar", dijo a este último medio.

No obstante, el presidente aseguró que "no se convertirá en rehén del proceso", y que se impuso una disciplina para no pensar en cómo los actos de gobierno pueden afectarlo en ser o no reelegido.

Con respecto a la reelección, el presidente aseguró que el proceso de paz es independiente a ese asunto. "No puedo jugar a la reeleción con la paz del país. Sería una tremenda irresponsabilidad".

El presidente aseguró que el Gobierno seguirá con su rutina diaria y que el proceso "no monopolizará las agendas".

El mandatario defendió la participación de las fuerzas militares y la Policía en la mesa de negociación. "He sido militar, y como ministro de Defensa, pude palpar el anhelo de la paz sin sacrificar el espíritu de combate. Ellos son los primeros que quieren la paz. Tienen que hacer parte de la solución",dijo.

"No estaríamos en este punto, con la perspectiva de paz que tenemos, sin la acción de las fuerzas militares", indicó.

El mandatario aseguró que el general (r.) Jorge Enrique Mora Rangel es un "militar con la suficiente credibilidad y el respaldo, cuyas críticas a anteriores procesos de paz servirán para enriquecer el actual proceso".

Finalmente, el jefe de Estado se refirió al expresidente Álvaro Uribe. "Uribe podría reclamar un parte de este éxito, si tenemos éxito, gracias a lo que hicimos juntos durante su gobierno".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.