Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2011 12:00:00 AM

"Si los Nule reciben solo cinco años no es culpa de la Fiscalía"

La fiscal general, Viviane Morales, habló de los principales procesos del momento y se refirió a los problemas del Sistema Penal Acusatorio.

MARÍA JIMENA DUZÁN: Tengo que hacerle una confesión: yo pensé que los Nule no venían.

VIVIANE MORALES: Lo mismo pensaban muchos de mis asesores en la Fiscalía. Era una apuesta muy difícil, pero finalmente todo salió bien. Hoy le puedo decir que estoy satisfecha.

M.J.D.: Los Nule han dicho que tienen información que le quieren dar a la Fiscalía. ¿Están ustedes haciendo un acuerdo con ellos?

V.M.: Esa colaboración depende de qué ofrezcan, de si es eficaz y de si cumplen los requisitos exigidos por la ley para llegar a un acuerdo. Por ejemplo, que haya reparación a las víctimas.

M.J.D.: Si los Nule se declaran culpables -ya se allanaron al delito de peculado-, ¿es cierto que pueden pasar en la cárcel no más de cinco años?

V.M.: Esa pregunta no se la puedo responder sino de manera hipotética, porque eso lo tiene que decir el juez, no la Fiscalía. Pero si el juez les concede la reducción de la pena del 50 por ciento, la pena mínima podría rondar esa cifra.

M.J.D.: Entonces, es probable que los Nule, que han defraudado al Estado desde hace seis años y que no tienen antecedentes penales, podrían pagar menos cárcel que los cuatro jóvenes funcionarios del Ministerio de Agricultura, quienes podrían enfrentar una pena mucho más alta. ¿Qué clase de justicia tenemos?

V.M.: Pero es que eso no es culpa de la Fiscalía, sino de la incoherencia de la política criminal. Así los Nule no se hubieran acercado a la Fiscalía, la ley dice que cuando una persona comete un concierto de delitos se le impone una pena correspondiente al delito más grave aumentado hasta en otro tanto. Para esos efectos es lo mismo que a usted le imputen dos o cuatro delitos. Pero como a ellos se les imputa como delito más grave el del peculado, hay que tener en cuenta que ese es un delito solo para los funcionarios públicos. Y como ellos no son funcionarios públicos, usted no le puede aplicar la misma pena, sino que tiene que haber una rebaja porque son intervinientes. Eso dice el Código Penal.

M.J.D.: Pero algo no encaja bien en esta justicia tan injusta...

V.M.:
Yo le diría más bien que estamos ante un sistema que hemos hecho a retazos. El Código Penal de nosotros es del año 2000, pero luego se introduce el Sistema Penal Acusatorio, y como este permite tantas negociaciones, las penas se quedaron bajitas. Sin embargo, en la Ley 890 de 2004 se volvieron a subir y en la 1142 de 2007 también. Tenemos un Código Penal hecho para un sistema de procedimiento penal distinto.

M.J.D.: ¿O sea que bajo el Sistema Penal Acusatorio los señores Nule pueden salir de la cárcel después de cinco años, sin que la Fiscalía intervenga?

V.M.: Eso puede pasar, incluso suponiendo que la Fiscalía los acusara. Como los Nule no son servidores públicos, se les puede rebajar la pena y esta quedaría entre el rango de seis a 25. La ley le dice al juez que ese cuarto tiene que dividirlo en cuatro cuartos. Si usted solo tiene atenuantes, los ubica en el cuarto más bajito; si solo tiene agravantes, en el cuarto más grande y si tiene atenuantes y agravantes, los ubica en los dos cuartos del medio. Como esa es la situación de los Nule -no tienen antecedentes pero sí varios agravantes-, ellos se ubicarían en una pena de diez a veinte años. Como tienen un concurso de delitos, la ley les dice que pueden aumentar la pena en otro tanto y entonces el marco se amplía y la pena puede quedar entre diez y cuarenta años. Una vez que la Fiscalía les formule la imputación, ellos tienen el derecho de acogerse a los cargos. Si ellos se acogen a los delitos, la ley les da el privilegio de una reducción de hasta la mitad de la pena. Hasta ahí la Fiscalía no ha intervenido. Lo único que ha hecho es traerlos a Colombia para que le pongan la cara a la justicia.

M.J.D.: ¿Y cómo se explica que a los cuatro funcionarios del Ministerio de Agricultura el fiscal les dé una pena máxima de 51 años?

V.M.: Eso no es cierto. Ese fiscal no habló de penas. Solo se remitió a leer el artículo del Código Penal que para el peculado tienen los funcionarios públicos. Pero con los cuatro funcionarios puede pasar exactamente igual que con los Nule. No tienen antecedentes y creo que el delito más grave que se les imputa es el de peculado.

M.J.D.: ¿Por qué la Fiscalía no empezó por la cabeza del escándalo, es decir, por el exministro Andrés Felipe Arias, sino por abajo?

V.M.: Porque se abrieron dos investigaciones distintas. La de los funcionarios sin fuero, a cargo de un fiscal, y la de los funcionarios con fuero, que la tengo yo. Le voy a confesar una cosa: la investigación que estuvo en el despacho del fiscal general estuvo quieta durante ocho meses, hasta que en noviembre del año pasado oyeron en interrogatorio al doctor Andrés Felipe Arias. Cuando yo llegué, ese caso se lo habían pasado hacía poco a un fiscal delegado ante la Corte. Por supuesto, el caso era tan desconocido para él como para mí.

M.J.D.: Tengo entendido que las investigaciones sobre los Nule por lavado de activos y captación ilegal estuvieron estancadas.

V.M.: Sí, estaban paradas. Pero desde que yo llegué, reuní a todos los fiscales y las vamos a echar para adelante.

M.J.D.: ¿Y en cuanto a las investigaciones sobre contratación de los Nule a nivel nacional diferentes a las de la 26?

V.M.: Estamos adelantando la de la Ruta del Sol y la que tiene que ver con el préstamo del DNE, la cual llevaba dos años sin mayor actividad, al punto de que me tocó cambiar el fiscal. Pero quiero decirle una cosa: no creo que sean las únicas. Creo que en la Fiscalía deben estar paradas muchas investigaciones.

M.J.D.: ¿Cuántas investigaciones tiene a su cargo?

V.M.:
No me va a creer: 1.105. Yo soy el fiscal que tiene más procesos en el país porque los otros fiscales tienen 200, 150, 300.

M.J.D.: ¿Esa acumulación es también culpa del Sistema Penal Acusatorio?

V.M.: Pues claro que sí. A partir del sistema acusatorio esos casos no pueden ser delegados, cosa que antes sí se podía hacer. Mire: este sistema que buscaba una agilidad en la justicia lo que logra es la impunidad. Ya el número de casos a mi cargo no permite hacer una investigación. Pero, además, el día que yo formule una imputación, tengo que proyectar que a los 30 días voy a acusar y que a los 90 debo llamar a audiencia de juicio y que cuando este comience, voy a estar sentada en la Corte Suprema cinco meses, cuatro meses. ¿El caso del doctor Valencia Cossio no duró casi dos años?

M.J.D.: Y mientras tanto, ¿quién atiende la Fiscalía?

V.M.: ¡Pues yo!... Pero además, el sistema anterior le permitía al fiscal recoger él mismo la evidencia. Este sistema no. Eso lo hace ahora la Policía judicial, que está tan sobrecargada como nosotros. Este sistema está pensado para un fiscal que tenga siete u ocho casos al año como en Estados Unidos, y no para un fiscal que tenga que enfrentarse a 20 capturados de las Bacrim de un tacazo.

M.J.D.: ¿Y qué se va a hacer para salir de semejante atolladero?

V.M.: Estoy tratando de formular una serie de propuestas porque creo que llegó el momento de poner sobre la mesa, de manera clara y sincera, todas las dificultades del Sistema Penal Acusatorio. Probablemente habría que empezar a estudiar la posibilidad de implementar un sistema mixto y de tener en cuenta la clase de delitos: no todos pueden tener el mismo tratamiento. El delito de bandas criminales no puede ser el mismo delito de robo de un celular, ¡por favor!

M.J.D.: Va a tener razón el exfiscal Alfonso Gómez Méndez, quien dijo que este Sistema Acusatorio iba a ser un fracaso.

V.M.: Yo no iría hasta allá, pero sí creo que el sistema está en un estado de salud crítico.

M.J.D.: ¿Por qué se ha demorado tanto la Fiscalía en definir lo del DAS?

V.M.: Lo único que le puedo decir es que la investigación no está parada y que vamos a tomar una decisión muy pronto.

M.J.D.: ¿Por qué cambió la fiscal que iba a efectuar la audiencia de acusación en el caso de las firmas para el referendo reeleccionista?

V.M.:
Es cierto que cambié de fiscal, pero, hasta donde tengo entendido, la audiencia de acusación se suspendió no por el fiscal sino por el juez. Está prevista para este mes.

M.J.D.: ¿Y la investigación sobre el DNE?

V.M.: Cuando yo llegué, la directora de Unaim, Ana Margarita Durán, me dijo que iba muy bien. Vinieron sus amenazas y ella se fue del país. Empecé a indagar y me di cuenta de que no se había hecho sino muy poco. Acabo de crear un grupo de tareas especiales y a los fiscales les he quitado los demás casos para que tengan una dedicación completa. Estamos comenzando desde cero.

M.J.D.: ¿Por qué no ha habido sino tres condenas en Justicia y Paz?

V.M.:
Va a haber más, se lo aseguro. Hemos pensado en la presentación de un proyecto de ley para reformar el procedimiento y volverlo más práctico. El país no se da cuenta de lo que ha pasado por ahí. El otro día conté en los medios lo del bloque Centauros, con 20 masacres, 850 víctimas reconocidas. ¡No tuvo ni siquiera un titular! No puedo entender que el país gaste titulares en los Nule y en lo del DAS y no les dé importancia a estas noticias.

M.J.D.: ¿Su papá es depositario de la DNE?

V.M.: No es cierto. Ni tiene investigación ni fue depositario. Una fundación cristiana que existe desde la época de Armero le pidió a la DNE la administración de una finca. Esta fundación, en 2004, le pide a mi papá, que vive allá, que sea su administrador. Ni la fundación está investigada ni era de Rodríguez Gacha, como dijeron los medios. Esa fundación la entregó en el año 2008. Eso fue feo: mi papá es una persona intachable. En algún medio dijeron incluso que había que investigar cuál era la relación entre Gacha y mi papá. ¡Imagínese!

M.J.D.: Veo que cambió de oficina y que la tiene llena de flores.

V.M.: Y eso que esta semana no tengo rosas. Me mandaron por mi cumpleaños y por el Día de la Mujer. A ver si me siguen mandando rosas y no dardos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.