Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/20/2012 12:00:00 AM

Si Petro quiere que intervengamos en TM, lo hacemos: Mintransporte

Metro, Transmilenio, Tranvía eléctrico y el futuro de la ALO son algunos de los temas que están en la agenda del encuentro entre Santos y Petro previsto para este miércoles. Semana.com habló con el ministro de Transporte, quien también estará en la reunión.

Este miércoles el presidente Juan Manuel Santos y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, van a tener una trascendental reunión en la cual se podría definir el futuro no solo del sistema Transmilenio, sino también de los demás sistemas de transporte masivo previstos para solucionar la crisis de movilidad de la capital del país.

Semana.com habló con el ministro de transporte, Germán Cardona, quien también hará parte del encuentro, para conocer lo que espera el gobierno de la reunión y cuáles son sus propuestas en un tema que ya sobrepasó las fronteras de la ciudad.

¿Por qué el Gobierno aceptó la reunión con el alcalde Gustavo Petro para discutir un tema de movilidad en Bogotá?

El alcalde Petro le pidió una entrevista al presidente Juan Manuel Santos para hablar no sólo de estos temas, sino de muchas cosas sobre Bogotá y la Nación. El presidente recibe al alcalde Petro así como lo hace con todos los mandatarios que se lo solicitan.

¿Hay alguna agenda en particular, o propuestas de parte del gobierno nacional?

Vamos a escuchar sus propuestas. El gobierno nacional tiene tres proyectos muy importantes que competen al Ministerio de transporte: Metro, ALO y el corredor verde sobre la carrera séptima. El Gobierno tiene toda la voluntad de apoyar esos tres proyectos. El corredor verde de la séptima tiene la mayor importancia para Bogotá y para el desarrollo vial de la ciudad. Así se manda un mensaje de obras que se deben hacer con respeto del medio ambiente.

La solicitud se da después de los bloqueos a Transmilenio. ¿Cuál es el diagnóstico del Gobierno frente a ese tema?

Lo que pasa es que en estos sistemas (de transporte masivo) se cometió un error o, al menos, una imprevisión. Ocurre que el gobierno nacional ha financiado el 70% de los sistemas de transporte masivo en Colombia, pero no ha quedado con poder de decisión sobre ellos. Y si bien esa es una política sana, la de la descentralización, al Gobierno le preocupa que después de esas inversiones billonarias no funcionen bien los sistemas.

¿Hasta dónde va ese interés del Gobierno de participar en las decisiones sobre Transmilenio?

Lo que estamos pidiendo, y eso se habló al final de la administración del alcalde Samuel Moreno y con la exalcaldesa Clara López, es la posibilidad de que el Gobierno entre como un actor que tenga capacidad de decisión. Esto ahora es del resorte del alcalde Petro. Si el alcalde quiere que el Gobierno entre a controlar o a intervenir, pues lo haríamos gustosos.

Hay quienes dicen que el alcalde está dando palos de ciego con estos temas…

Yo no puedo valorar esa apreciación, ya que, como se dice coloquialmente, cada alcalde manda en su año. El alcalde Petro tendrá sus argumentos sólidos y seguramente en algún momento nos los dará a conocer. Lo que queremos es que los presente pronto, pues en estos procesos hay que prever y apropiar recursos y partidas presupuestales.

En una frase, díganos cuál es el espíritu del Gobierno para este encuentro del miércoles y, en general, con Bogotá

Absoluto compromiso con Bogotá. El presidente Santos tiene el compromiso con la ciudad. Lo único que necesitamos es que se presenten proyectos en firme.

Transmilenio

¿Cómo califica la situación de Transmilenio?

Es delicada porque Transmilenio ha sido un éxito probado. Yo conocí el tema de Curitiba (Brasil), dónde nació y se concibió este sistema de transporte. Es más, Transmilenio ha llegado a ser mejor que el mismo proceso de Curitiba. A Transmilenio hay que cuidarlo, protegerlo, creo que los bogotanos lo siguen queriendo y hay que hacer los ajustes necesarios.

¿Qué opinión tiene el Gobierno de que se haga Transmilenio por la Boyacá y la avenida 68?

Nosotros creemos que estos son procesos importantes. Eso hace parte de los corredores que se estructuraron bien desde un principio. Eso no se sustrae del sistema metro.

¿Para este y otros temas, en la Nación hay plata?

Todas las partidas presupuestales para el año 2013 se tienen que quedar definidas a mediados del 2012. Ya hemos recibido las solicitudes de algunos municipios y ciudades, pero no de Bogotá.

¿Los bloqueos al sistema son un tema para analizar a la luz de la cultura ciudadana?

Lo que sucedió ese día forma parte de una minoría terrorista que participó en los ataques con la firme intención de afectar el servicio. Las encuestas que se han hecho muestran que la gente quiere el sistema. La gente lo que pide es que se fortalezca Transmilenio. Hay que buscar que la inmensa mayoría salga a defender su propiedad. Transmilenio se ha hecho con los recursos de los ciudadanos.

¿Cuánto les cambió la vida a los colombianos de las grandes ciudades con los sistemas masivos de Transporte?

Como todos los sistemas, tienen sus debilidades, pero si algún modelo ha sido exitoso y le cambió la vida a la gente en Colombia y en el mundo es el Transmilenio de Bogotá. Nosotros no podemos acabar con nuestros propios éxitos.

Una de las preocupaciones de los usuarios es la reducción de la tarifa. ¿La ve viable?

Esa decisión es del alcalde. Eso está dentro de las consideraciones. Si se mira el comportamiento del valor de la tarifa, no es la más barata del mundo, pero tampoco es la más cara. Lo que se debe mirar es una variable costo-beneficio.

Entonces, en la reunión del miércoles, el Gobierno va dispuesto a decirle sí a todo aquello que considere beneficioso para la ciudad…

Fiel a lo que llevo asumiendo en estos 19 meses como costo personal, profesional y, si se quiere, político, no voy a cambiar mi discurso: Necesitamos una propuesta concreta sobre los que se quiere hacer con la ALO, la séptima con ese corredor verde y el metro.

¿Qué se les puede decir a los bogotanos con el tema del metro?

Los recursos están aprobados, pero nos está cogiendo la tarde para iniciar la fase tres, que es responsabilidad de la Alcaldía en ese corredor oriental. A Clara López le dijimos que contratara los estudios de la primera fase con el Banco Mundial. Con eso se puede abrir la licitación mediante vigencias futuras para invertir entre el 2016 y el 2032.

El gobierno capitalino pide que se haga el metro hasta la localidad de Suba desde la calle 100, ¿están los recursos?

Con lo que ya tenemos definido desde la localidad de Kennedy hasta el parque de Tercer milenio hasta la 100 o 127 (que no está definido), tenemos para divertirnos por los menos seis años. Arranquemos con algo.

El tranvía será otro tema que se toque en la reunión Santos-Petro...

Esa es una excelente idea, pero hay que plasmarlo en un proyecto. Si eso es lo que se quiere, bienvenido, porque eso es lo que llamamos el corredor verde de la séptima.

¿Qué pasa con la ALO?

El alcalde ha dicho que quiere construir vivienda sobre la franja de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), luego dijo que quería hacer sedes educativas, colegios, universidades. También ha planteado el respeto por los humedales, lo que el Gobierno apoya. Dentro de la construcción de la ALO está prevista la protección. No hay una propuesta concreta.

¿Qué pasa si no se hace la ALO?

Desde el río Bogotá hacia el norte la decisión es del alcalde. No podemos ni vamos obligarlo a nada distinto a advertirle que si él decide no continuar la ALO, el gobierno nacional va a incurrir en un detrimento patrimonial tras la compra de unos terrenos que tienen 14 kilómetros de longitud por 120 metros de ancho. Esos terrenos sólo sirven para construir esa vía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.