Lunes, 1 de septiembre de 2014

Según la SIC, la marca "Pablo Emilio Escobar Gaviria" es una apología a la violencia. Archivo SEMANA

| 2013/09/12 15:33

Pablo Escobar no puede ser marca en Colombia

Según la SIC, dicho distintivo atenta contra la moral y el orden público en el país.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) negó este jueves el registro de la marca 'Pablo Emilio Escobar Gaviria' –junto con su aparente firma y huella dactilar- a María Isabel Santos Caballero, viuda del capo, y a Juana Manuela Marroquín Santos y Juan Sebastián Marroquín Santos, hijos del mismo.

La SIC tomó la decisión tras considerar que el distintivo atenta contra la moral de los colombianos y el orden público. El registro de esta marca había sido solicitado para amparar lo referente a educación, formación, esparcimiento, actividades deportivas y culturales.

Ya en marzo del 2012, la Dirección de Signos Distintivos de la SIC había negado este registro, el cual fue apelado por los solicitantes, quienes en el 2006 habían recibido una respuesta negativa al pedir el reconocimiento de la marca, que buscaba ser identificada por prestar servicios muy similares. A partir de esto, la SIC confirmó el jueves la decisión.

Los familiares de Escobar, haciendo uso del recurso de apelación, afirmaron que la marca -que lleva el nombre completo del jefe del cartel de Medellín- busca transmitir mensajes que inviten a la reflexión de la humanidad, con el fin de gestar una sociedad que rescate y respete sus valores.

Además, argumentaron que su objetivo es generar una conciencia basada en la moral y en las buenas costumbres.

Por su parte, José Luis Londoño Fernández, superintendente Delegado para la Propiedad Industrial, dijo: “Este registro se niega ratificando la posición de la entidad, en el sentido de prohibir el registro de marcas que atenten contra la moral o el orden público”.

La SIC estableció que el nombre Pablo Emilio Escobar Gaviria está asociado con un ciclo de violencia por el que atravesó Colombia en la década de los 80 e inicios de los 90 que dejó miles de víctimas. Dice la Superintendencia que la tal marca es una apología a la violencia que pretendía amparar servicios como la educación, la formación y el esparcimiento.

La entidad afirmó que el hecho de que la marca ya haya sido registrada en otros países no implica que la Superindustria deba también hacerlo, alegando que las decisiones son tomadas de forma independiente a las que puedan ser decretadas por autoridades pares en el exterior.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×