Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1996/12/23 00:00

SIEMENS UN HISTORIAL DE ESCANDALOS

SIEMENS UN HISTORIAL DE ESCANDALOS

En los últimos años la empresa Siemens ha estado en la mira de la opinión pública en España por estar involucrada en casos de corrupción. El primero de ellos es el de la construcción del Tren de Alta Velocidad _AVE_, que une a Madrid con Sevilla en dos horas 45 minutos y se inauguró poco antes de que empezara la Expo92.El último capítulo de ese escándalo se produjo el pasado mes de julio cuando el Ministerio de Hacienda español publicó un informe según el cual la multinacional alemana pagó 972 millones de pesetas (7,7 millones de dólares) a varias empresas que tenían entre sus accionistas a personas vinculadas al entonces gobernante Partido Socialista Obrero Español Psoe, con el propósito de obtener la adjudicación del contrato de la electrificación y la infraestructura del AVE. Entre esas personas figuran un ex piloto de uno de los aviones de Felipe González y una ex secretaria de finanzas del Psoe.En un comunicado de prensa difundido por la Siemens hace varios meses, la empresa aceptó que es posible que los pagos realizados a compañías intermedias para lograr el contrato hayan beneficiado a militantes del partido de González. La justicia española ha solicitado a la alemana que tome declaraciones de altos directivos de la Siemens para aclarar el asunto.En el caso de pagos a miembros del Psoe está involucrado también un ex embajador alemán en España, Guido Brunner, quien renunció a principios de los 90 a su cargo diplomático para asumir como representante de la Siemens. Se investiga su participación en el pago de comisiones.Otro gran escándalo relacionado con la Siemens en España está relacionado con el ex director de la Guardia Civil, Luis Roldán, a quien se acusa de siete cargos, entre ellos corrupción y malversación de fondos públicos. En el curso de la investigación que se le sigue, un juez suizo descubrió que en la cuenta que Roldán había abierto en un banco en Ginebra se hallan consignados cerca de 600 millones de pesetas (4,8 millones de dólares) provenientes de la Siemens. El problema es que aún no se sabe por qué. La imagen de Siemens como una empresa que no siempre se mueve en las licitaciones de la manera más santa ha comenzado a afectar sus negocios. En Colombia, aparte de los problemas con el contrato de la Registraduría, hay otro proceso embolatado. Esta semana el ministro de Defensa, Juan Carlos Esguerra, con base en una recomendación del alto mando de las Fuerzas Armadas, debía adjudicar un contrato para la modernización de la red de comunicaciones y telefonía de toda la fuerza pública. Como finalistas para el contrato de 41 millones de dólares aparecen Siemens y Alcatel. Pero, con cierta razón, algunos altos oficiales le han hecho ver al Ministro que adjudicarle la instalación de esta red_ que debe ser la más segura y secreta del país_ a Siemens resultar;ia en este momento particularmente inconveniente teniendo en cuenta que Mauss, consultor de la Siemens, aparece como el más importante contacto internacional del ELN. Un general del Ejército dijo la semana pasada que "los nexos de Siemens con la guerrilla colombiana, a través de Mauss, nos obliga a valorar el riesgo de adjudicarle a esa empresa el montaje de un sistema, que antes que nada debe ser impenetrable a la guerrilla".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.