Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/25/2013 12:00:00 AM

Siguen los escándalos en Tolemaida

Un militar, condenado por un falso positivo, buscó la detención domiciliaria con un certificado médico falso.

El centro carcelario militar de Tolemaida vuelve a ser noticia. A los escándalos denunciados por SEMANA, ahora se suma un episodio cuyo protagonista es el sargento del Ejército Carlos Augusto Patiño, uno de los tantos uniformados que se encuentran detenidos allí por los denominados ‘falsos positivos’.

En su caso la justicia lo procesó y condenó a 17 años por la muerte de dos jóvenes hermanos a quienes presentaron como miembros del ELN caídos en combate en Concepción, Antioquia, en diciembre de 2004.

Patiño, en su sitio de reclusión, pretendió engañar a las autoridades, con el argumento -según el cual- presenta problemas siquiátricos Patiño se practicó un supuesto examen practicado por Medicina Legal para probar que no debería estar en ese sitio de reclusión. Sin embargo, el informe conceptuó que su estado no era grave. Así lo denunció RCN la radio.

Sin embargo, la historia cuenta que, en abril pasado, llegó al juzgado de Ejecución de Penas de Girardot un nuevo informe de medicina legal del 14 de febrero de 2013 y rotulado con el número 0009188 que dictaminaba que el sargento debía ser enviado a su casa.

“Se trata de un hombre con apariencia inapropiada para su edad, se encuentra inconsciente, no lúcido alerta no orientado (…) Teniendo en cuenta que el evaluado se encuentra privado de la libertad, y que las condiciones contextuales que lo rodean son amplificadoras de los factores estresantes que mantienen la sintomatología del trastorno, se recomienda una reubicación del paciente donde pueda tener asistencia constante de sus familiares como apoyo a su rehabilitación”. El dictamen fue firmado por un supuesto médico de nombre Juan Carlos Castillo Pulido.

Pero tanto la fecha como el rotulo del documento llamaron la atención del juez que de inmediato le pidió a Medicina Legal que hiciera una análisis al documento y certificara su autenticidad. La sorpresa fue mayor. El Instituto aseguró que ese documento no había sido expedido por funcionario alguno.

“Los informes por estado de salud que expide el instituto se realizan en hojas de seguridad las cuales se identifican por números de orden consecutivo y ascendente. Así mismo la revisión de quien suscribe este informe pericial indica que fue suscrito por el señor Juan Carlos quien no es funcionario del instituto ni era funcionario para la fecha de expedición del informe”, dice el documento de Medicina Legal.

Con este documento, el juzgado de Ejecución de Penas tuvo elementos de sobra para negar la libertad de este suboficial quien ahora, además de la condena por doble homicidio en las épocas donde se más se produjeron ‘falsos positivos' debe enfrentar un proceso por falsedad en documento público y otros delitos.

Así se desenmascara una vez más a estos detenidos en Tolemaida que no dejan de crear escandalosos episodios. El más reciente fue el denunciado por SEMANA, que probó que algunos de los detenidos por homicidios y torturas salían de compras a Bogotá y asistían a parrandas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.