Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2016 8:59:00 PM

Los 2.100 millones que le pagaron de más a Silvia Gette

Por haber recibido incrementos injustificados en de la mesada de su ex esposo y exrector Mario Ceballos, la Sala Laboral del Tribunal del Atlántico no solo le redujo la mensualidad, sino que le ordenó devolver el excedente.

La historia de Silvia Gette nunca deja de sorprender. Esta semana la ex rectora volvió a ser noticia nacional pues la Sala laboral del Tribunal Superior del Atlántico resolvió disminuir de 71 a 46 millones de pesos la pensión de jubilación que recibía de su ex marido, el exrector Mario Ceballos, fallecido en 2003. 

Una de las primeras decisiones del Consejo Superior de la Universidad Autónoma del Caribe (UAC), cuando asumió la rectoría Ramsés Vargas Lamadrid en 2013, fue revisar y demandar la pensión que recibía Silvia Gette en calidad de viuda de quien fue fundador y rector de la institución durante casi dos décadas.

Consulte: Los nuevos señalamientos en el caso de Silvia Gette

Al momento de su fallecimiento en 2003, Ceballos se desempeñaba como rector y recibía como salario una suma aproximada entre 13 y 15 millones de pesos. En la rectoría fue remplazado por su esposa la ciudadana argentina Silvia Gette Ponce, quien cada año ordenaba el incremento de su pensión y al momento de ser separada del cargo por los problemas judiciales que comenzó a enfrentar en 2012, la pensión ascendía a la suma de 96 millones de pesos. Por cuenta de lo que recibió de más entre 2203 y 2013, la ex rectora tendrá que devolver 2.100 millones de pesos. 

Las megapensines han sido un tema ampliamente discutido en el Estado. La Corte Constitucional  las tumbó en el caso de los congresistas y ex magistrados, y les puso un tope máximo de 25 salarios mínimos. Aunque el fallo no cobijaba a la comunidad académica, este es uno de los argumentos de la UAC para demostrar la desproporcion de la mesa de Gette. la Justicia le ha dado la razón a la Universidad y el monto ha venido bajando. En el primer falló disminuyó de 96 a 71 millones.

Le puede interesar: Caso Gette: el plan del jugador y el exfuncionario del DAS

Esa decisión fue apelada ante el Tribunal Superior. El organismo resolvió el litigio el 15 de diciembre de nuevo a favor del centro académico. La victoria no fue total: la Sala Laboral del Tribunal la redujo de 71 a 46. Sin embargo, la UAC espera bajarle aún más, pues considera que sigue estando por encima de los topes legales. Por eso llevará a casación el proceso ante la Sala laboral de la Corte Suprema. Allí, el proceso puede tardar entre tres y cuatro años.

Durante el tiempo que Silvia Gette fue rectora, además de la pensión de jubilación de su esposo Mario Ceballos como rector, también recibía una pensión del Estado por el cargo que él tivo como magistrado del Tribunal Contencioso del Atlántico. A eso se sumaba su salario que al momento de retirarse de la universidad era de 48 millones de pesos. Al año, sumando todo, la exrectora percibía ingresos cercanos a los dos mil millones de pesos.

De acuerdo con el abogado de la universidad, Carlos Pachón, "el fallo es muy bueno porque reconoce que la señora abusó de sus facultades y obró de mala fe generando un empobrecimiento de la Universidad y un enriquecimiento injustificado de ella". El jurista agrega que "no compartimos el fallo porque consideramos que Gette debe recibir una pensión de 25 salarios mínimos. No comprendemos por qué ella puede tener un monto superior al de todos los colombianos a costillas de los alumnos de la Universidad’.

Le recomendamos: Silvia Gette, la decana del mal 

A pesar de que los fallos han establecido sumas superiores, el rector ordenó que se le pagara solo el tope de 25 salarios mínimos. Es decir que en los tres últimos años la exrectora no ha recibido los 96 millones mensuales, sino cerca de 17 millones de pesos. Como no tiene edad de jubilación, la exrectora tampoco está recibiendo pensión por el tiempo que alcanzó a cotizar durante los años que trabajó en la universidad.

Además de este proceso por concepto de pensión salarial, contra la exrectora cursan denuncias por auto préstamos que se hizo al parecer sin autorización del Consejo Superior. Además hay otro proceso en su contra por el retiro de un millón de dólares de la universidad a una cuenta de Miami, luego a una cuenta personal Suiza y finalmente a otra en Hong Kong con la excusa de una inversión para un proyecto de la universidad. Según confirmó el abogado de la universidad a Semana.com en el proceso se ha podido probar que el dinero era realmente para su provecho personal. 

Esos procesos contra Gette siguen su curso en la Justicia. Por ahora, lo cierto es que la Universidad espera que la orden del juez a la exrectora para que devuelva lo que le pagaron en exceso realmente se cumpla. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.