Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/28/2014 12:00:00 AM

Gette ‘quemará’ un nuevo cartucho para salir de la cárcel

La exrectora de la UniAutónoma solicitará, por quinta vez, que se revoque la medida de aseguramiento.

Por quinta vez la exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe Silvia Gette buscará que un juez le otorgue la casa por cárcel. Quiere dejar las rejas e ir a su lujosa casa en Barranquilla. La diligencia se desarrollará este jueves. 
 
Hace apenas unos días un juez le negó a la exrectora la posibilidad de salir de prisión. Ella actualmente enfrenta un proceso por presunto soborno por haber intentado pagar el silencio de un paramilitar. Su juicio se ha visto frenado por algunos aplazamientos. En la última audiencia, la defensa de Gette dijo que ella tiene problemas de tiroides y psiquiátricos. 

La nueva solicitud de revocatoria de medida carcelaria no dejó contenta a la defensa de las víctimas en el proceso. El abogado Abelardo de la Espriella se mostró en desacuerdo con la insistencia de la exrectora de ir a su casa. Dijo que es una “vulgaridad”, pues Gette se empeña en salir de la cárcel a toda costa para “seguir evadiendo su responsabilidad”. 
 
“Es una burla a la justicia. La señora Gette y sus abogados implementan una serie de maniobras dilatorias y jurídicas para que ella salga de la cárcel y siga comprando testigos. Nosotros vamos a hacer oposición y no lo vamos a permitir”, dijo. 
 
Explicó que Gette está cobijada por la Ley 600 en el proceso que se le adelanta por el homicidio de Fernando Cepeda. En esa indagación se le está definiendo su situación jurídica, por la que no tiene medida de aseguramiento. Debido a ello, De la Espriella interpuso una apelación como abogado de víctimas. 
  
El pasado 16 de diciembre, pese a los esfuerzos de la defensa de Gette por demostrar que ella debía ir a su casa para estar al cuidado de cuatro hijos y su madre de 84 años, la juez 26 penal municipal con función de control de garantías determinó que no era procedente acceder a la petición.
 
Y es que todos los puntos jugaron en contra de Gette. Primero la Fiscalía presentó un documento en el que la exrectora cedió la custodia de sus hijos (8 años, 10 años y 15 años) a Graciela Rosa Martínez o, en su defecto, a Orietta Patricia Martínez.

Graciela fue la misma persona que interpuso la acción de tutela para que se le diera detención domiciliaria a Gette. En la acción se argumenta la presunta vulneración de los derechos de los menores a estar en una familia. 

Pero dicha jugada jurídica se convirtió en un arma de doble filo. Puesto que fue mediante la tutela que la Fiscalía se dio cuenta de la cesión de la custodia de los hijos de la argentina. La situación de alguna manera desvirtuó los planteamientos del defensor de Gette de querer demostrar que ella es madre cabeza de familia. 

Además también permitió sembrar la duda en el juzgado de que Gette vulneró su detención domiciliaria para ir a una notaría a realizar el trámite, pues se determinó por parte de la Fiscalía que el documento en el cual entrega el cuidado de sus hijos a Martínez fue firmado en una notaría cuando la exrectora estuvo privada de la libertad en su apartamento de Barranquilla. 

Para la juez, fue evidente que los niños tienen otras personas que también pueden estar a su cuidado. Aseguró que no sólo Gette designó a las dos Martínez para entregarles la custodia, sino que le entregó la obligación del sustento a su hermano Guillermo Gette y si no es él, a su sobrino Cristian Rodrigo Gette.

Por estas razones, unido a que Gette tiene en su cuenta, además del proceso por soborno y la investigación por el homicidio del ganadero Fernando Cepeda, otra más por cohecho propio y una por hurto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.