Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/2015 1:04:00 PM

Silvio Martínez: “No tengo nada que ver”

El principal señalado por la masacre de cuatro niños en Caquetá dio la cara y señaló que nada debe.

Silvio Martínez es un habitante de la vereda Las Brisas, en Florencia (Caquetá). Sobre él recaen todas las miradas, pues ha sido señalado como uno de los eventuales responsables en el asesinato, a sangre fría, de cuatro menores en esa localidad.

Según se ha conocido, Martínez y Jairo Vanegas -padre de los menores- tuvieron diferencias porque el primero habría invadido territorios del segundo en la vereda.

Pero además el señalamiento a Martínez radica en ser la persona que, en repetidas ocasiones, amenazó a la familia de Vanegas. Así por lo menos quedó plasmado en denuncias ante la Fiscalía.

Era tal la confrontación, que el pasado 21 de enero los Vanegas y los Martínez se presentaron a un despacho de la Fiscalía para hacer una conciliación por sus diferencias.

En el documento, conocido por Semana.com, las dos familias se comprometen a no agredirse física o verbalmente. Aun así, la lupa sigue puesta en Martínez, quien ahora se defiende. Todo esto ocurrió un mes después de que Vanegas sindicó a Martínez de haber sido el responsable de varias amenazas contra su familia y de haber incendiado su vivienda en dos oportunidades.

En una entrevista a Noticias Caracol aseguró que Vanegas tenía problemas no sólo con él, sino con otros vecinos a los que les cobraba dinero por haber ocupado sus supuestas tierras. Se trata de un territorio (100 hectáreas) que, según se había dicho, fue comprado por el padre de las víctimas. Sin embargo, ahora se sabe que se trata de tierras del Estado ocupadas por él.

“El que nada debe nada teme. No debo nada”, dijo Martínez al tiempo que señaló a las familias que estarían siendo coaccionadas por el papá de los menores asesinados para que pagaran un tributo por haber ocupado sus tierras.

Mientras tanto, las autoridades enfocan sus esfuerzos a dar con el paradero de dos personas cuyas edades oscilan entre 25 y 30 años de edad, quienes serían los responsables de haber disparado contra los menores. Por ello revelaron este martes retratos hablados de ellos quienes, luego del repudiable hecho, habrían huido en una motocicleta robada.

Los caqueteños exigen respuestas de las autoridades. Lo cierto es que sean cuales fueren los problemas que entre vecinos ocurrieron en aquella vereda, no hay ninguna justificación para que los menores hayan sido asesinados con el presunto pretexto de saldar una deuda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.