Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/03/10 10:28

Así pasa sus días ‘Simón Trinidad’

El diario ‘The Guardian’ hizo una radiografía de la vida del exjefe guerrillero, quien pasa sus días en una celda de ocho metros pagando una condena de 60 años, aunque aspira a beneficiarse del acuerdo de paz.

'Simón Trinidad' está en una de las prisiones de más alta seguridad en Estados Unidos. Su condena se cumpliría cuando tenga 106 años. Foto: Archivo Semana

“Detrás de unas barras de acero en la cárcel más formidable de los Estados Unidos, el interno con número 27896-016 sigue el paso a paso de las negociaciones entre el Gobierno y las FARC”. Así describe el texto que publica este jueves el prestigioso diario británico The Guardian titulado Cómo un prisionero en Colorado podría ayudar a terminar la guerra de medio siglo en Colombia.

El interno al que se refieren es Ricardo Palmera, ‘Simón Trinidad’, cabecilla de esa guerrilla condenado por la justicia estadounidense a 60 años de cárcel. El periódico enfoca el artículo hacia las actuales negociaciones en La Habana y advierte que si se llega a un acuerdo, ‘Trinidad’ podría ser uno de los firmantes.

Palmera fue extraditado a Estados Unidos en el 2004. Actualmente cumple su pena en la prisión Florence SuperMax, un centro de máxima seguridad en medio de las montañas de Colorado. Está condenado por su participación en el secuestro de tres norteamericanos en el 2003 y sus días transcurren en soledad en una celda de ocho metros cuadrados.

En la misma prisión donde él está –llamada también el ‘Alcatraz de las rocas’– están “los presos más peligrosos del sistema federal. Entre ellos Terry Nichols, el bombardero de Oklahoma City; Ted Kaczynski, el Unabomber, conocido por enviar cartas bomba; Zacarias Moussaoui, el conspirador del 9/11, y Ramzi Yousef, el cerebro del ataque de 1993 contra el World Trade Center”. ‘Trinidad’, por su parte, tiene el título de ser el guerrillero de más alto rango condenado en Estados Unidos.

La permanencia en este tipo de penitenciarias no suele ser laxa. Por eso, pese al interés de las FARC en que haga parte del proceso de paz, su futuro aún es gris e incierto. Según Sam Morrison, un experto en el proceso de perdón de Estados Unidos, la única esperanza de que recobre su libertad es a través de un indulto o una conmutación presidencial. Obama ha usado esa figura recientemente con dos cubanos acusados de espionaje y con tres iraníes, todo como parte de un acercamiento con ambas naciones.

Sin embargo, en estos casos no hay víctimas directas. En el de ‘Trinidad’ hubo tres ciudadanos estadounidenses secuestrados: Keith Stansell, Marc Gonsalves y Tom Howes. Y los tres han manifestado que se oponen a la liberación del exguerrillero.

Pero, del otro lado, también hay fuerzas que buscan su liberación. El senador Iván Cepeda y el abogado Enrique Santiago visitaron a ‘Trinidad’ en enero de este año, una visita excepcional, pues pocas veces autorizan a personas fuera del núcleo familiar y de los abogados a visitar a los internos.

El diario inglés hace también un breve recuento de los orígenes en Valledupar de ‘Trinidad’, donde se crió en una familia acomodada y luego estudió economía y trabajó como banquero.

Actualmente, el insurgente pasa sus días solo, leyendo las noticias del proceso de paz y estudiando inglés, aunque no tiene con quien practicarlo, pues sólo tiene contacto con los otros internos un par de horas al día y la mayoría hablan árabe.

La sensación que deja el artículo es difícilmente esperanzadora. La condena actual de ‘Trinidad’ le otorgaría la libertad el 10 de abril del 2056, fecha en la que ‘Trinidad‘ tendría 106 años. Pero esto puede cambiar. El proceso de paz sigue en curso y sus alcances se desconocen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.