Jueves, 30 de octubre de 2014

| 2013/08/31 00:00

Sin definir el lugar de reclusión de Ramos

El exgobernador pasaría el fin de semana en el búnker de la Fiscalía mientras se efectúa su traslado.

Durante su carrera política, Luis Alfredo Ramos ha sido alcalde de Medellín, senador de la República y gobernador de Antioquia. Foto: León Darío Peláez / Archivo SEMANA

Tras cumplirse la indagatoria ante un magistrado auxiliar de la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, el expresidente del Congreso y exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, no conoce cuál será lugar de reclusión pues no ha sido definido por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Fuentes de la entidad carcelaria aseguraron a Semana.com que ya recibieron la notificación de la Corte Suprema, en la que se solita se le busque un lugar adecuado de detención mientras se define en los próximos diez días si se le dicta medida de aseguramiento o no. Aunque el Cantón Norte es una de las opciones, no hay certeza de que ese sea el lugar de reclusión.

Si no es el Cantón Norte, podría ser el Centro de Estudios Superiores de la Policía o cualquier unidad militar de la capital del país, siempre y cuando se cumplan los requisitos necesarios, dados porque Ramos tiene un fuero por haber ocupado cargos públicos de importancia en el país.  

El político antioqueño, luego de ser requerido por la Corte Suprema de Justicia con fines de indagatoria, se presentó ante la Fiscalía en Medellín el pasado jueves y de inmediato fue trasladado al búnker de la entidad en la capital del país, en donde muy seguramente permanecerá hasta el próximo lunes a la espera de que se defina su lugar transitorio de prisión.  

El exgobernador debió explicar durante su indagatoria si recibió apoyo de paramilitares de Antioquia, tal y como lo refirió el narcotraficante Juan Carlos el ‘Tuso’ Sierra y otros paramilitares, como alias ‘Ernesto Báez’.

Los señalamientos dicen que ese apoyo se dio a cambio de que el entonces senador y otros políticos hicieran gestiones ante el Congreso para que los paramilitares recibieran mayores beneficios en la ley de Justicia y Paz.

Según la orden de captura expedida por la Corte Suprema de Justicia, fue determinante en el proceso la reciente condena por parapolítica, a nueve años de cárcel, que profirió el alto Tribunal contra el también el exsenador Óscar Suárez Mira, en donde uno de los testigos revela detalles de una reunión realizada en una finca en Bello (Antioquia) entre políticos y jefes paramilitares en el 2005.

Los principales testimonios en contra de Ramos son los de los exparamilitares Freddy Rendón Herrera, alias el ‘Alemán’, e Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’, quienes en declaraciones en Justicia y Paz y ante la Corte Suprema en los distintos procesos de parapolítica han testificado la asistencia de Ramos a dicha reunión.

Durante todos sus procesos, Ramos ha sido categórico en negar cualquier tipo de nexos con esas organizaciones criminales de extrema derecha, que durante años cometieron asesinatos, desapariciones forzadas y masacres, entre otros delitos, a lo largo y ancho del país.

El 20 de agosto, en un debate con los precandidatos del Centro Democrático en el programa ‘Semana en Vivo’, a Ramos se le preguntó por sus reuniones con ilegales. Ese día señaló que “uno se puede sentar con cualquier ciudadano de Colombia pero bajo las reglas del país, bajo las reglas de la justicia”.

Seguramente durante la diligencia se le indagó a Ramos por su cercanía con los grupos paramilitares y si, efectivamente, estuvo al tanto de los beneficios otorgados a dichos integrantes en la ley de Justicia y Paz en el 2005.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×