Domingo, 22 de enero de 2017

| 1991/07/01 00:00

SIN IGUAL Y SIEMPRE IGUAL

Antes de conquistar Europa, Santo Domingo tuvo que conquistar a Colombia. Esta es la historia de cómo lo hizo y cuánto tiene hoy.

SIN IGUAL Y SIEMPRE IGUAL

SIEMPRE HA SIDO UN MISTERIO CUAL ERA LA proporción exacta que Julio Mario Santo Domingo tenía en la industria cervecera colombiana. La participaCión de unas empresas en otras y de todas en todas hacía que el complejo organigrama de sociedades que constituyen su grupo nunca hubiera sido fácil de desenmarañar. El mes pasado, con motivo de una vieja soliciud de los sindicatos de que se decretara la unidad de empresa para todas las cervecerías de Colombia el Ministerio de Trabajo hizo por primera vez claridad sobre el asunto: el grupo Santo Domingo es dueño del 59.24 por ciento de Bavaria, del 94.54 por ciento de Cervunión y del 100 por ciento de las cervecerías Aguila y del Litoral.
Después del análisis de estas cifras, el Ministerio decretó la unidad de empresa, lo cual implica que, para efectos laborales, a partir de ahora todas las cervecerías serán objeto de un tratamiento colectivo. En la resolución pertinente, el Ministerio de Trabajo determina que Cervunión es la empresa matriz, es decir, la que tiene el control de todas las demás. Esto sorprendió a algunos, ya que por su tama;o se asumía que este papel le correspondía a Bavaria. Resultó, sin embargo, que esta última es subordinada a la empresa antioqueña.
Cuatro sociedades del grupo Santo Domingo son prácticamente las dueñas de Cervecería Unión S.A. Tres de ellas son colombianas y una panameña. Las colombianas son Petroquímica del Atlántico S.A. con el 40.44 por ciento, Santo Domingo y Cía. S. en C. con el 16.67 por ciento, e Inversiones Santo Domingo con 15.22 por ciento. La panameña, Pontus Corporation, que tiene el 22.21 por ciento, es la holding internacional de Julio Mario Santo Domingo que reemplazó a Colinsa, su antigua holding colombiana, después de que ésta fue liquidada.

Y BAVARIA QUE?
Sin embargo, a pesar de que Cervunión es la empresa matriz, la gallina de los huevos de oro es Bavaria. Es la empresa privada más grande de Colombia y, aunque antiguamente era una sociedad abierta con casi 100 mil accionistas, ninguno de los cuales tenía individualmente más del tres por ciento, hoy el mayor accionista posee el 59.24 por ciento.
Inicialmente la familia Santo Domingo sólo tenía el 22 por ciento. En lo que fue considerado en su momento como un negocio genial, le vendió la Cervecería Aguila (antes Cervecería de Barranquilla) que era de su propiedad a Bavaria por ese porcentaje de acciones Bavaria en ese entonces era un gigante ineficiente que se había embarcado en la onda de la diversificación, por esos momentos de moda en el mundo. Ochenta empresas, casi todas ajenas a la producción de cervezas, habían sido creadas y ninguna funcionaba particularmente bien. Aguila, por su parte, era una cervecería mucho más pequena, pero funcionaba como un reloj suizo y tenía liquidez.
El presidente de Bavaria, Alberto Samper, consideró en 1966 que comprarla era una oportunidad única por razones de economía de escala, costos e integración. Todavía mejor le pareció cuando la familia Santo Domingo le manifestó que si tenía problemas de liquidez, estaba dispuesta a aceptar un pago en acciones. Lo que acabó sucediendo es que en lugar de Bavaria quedarse con Aguila esta última se quedó con la primera. Los Santo Domingo rápidamente cambiaron la administración y con el 22 por ciento acabaron quedándose con el control de la empresa.
Ante la mina de oro que acabá siendo Bavaria, era necesario pasar del 22 al 51 por ciento para eliminar cualquier riesgo de pérdida de poder en el futuro. La forma como se llegó allá fue un negocio no menos bueno que el trueque de Aguila por acciones de Bavaria. Se diseñaron aumentos de capital anticipando que los accionistas independientes generalmente no ejercen el derecho de preferencia, con lo cual las acciones no adquiridas quedan a discreción de la Junta Directiva. Así sucedió: Bavaria pasó de tener 204 millones a 307 millones de acciones y casi ninguno de los accionistas ejerció su derecho de preferencia. Este bloque le fue ofrecido por la Junta al industrial barranquillero, quien de inmediato aceptó. La empresa procedió entonces a prestarle los recursos para esta adquisición, que serían pagados contra dividendos y recibiendo como daciones en pago algunos activos de su propiedad.
Segun el Ministerio de Trabajo, el control del grupo Santo Domingo sobre Bavaria se ejerce de la siguiente forma: Cervunión tiene el 37.86 por ciento de las acciones. Las cuatro compañías que son dueñas de Cervunión también tienen participación en las siguientes proporciones: Petroquímica del Atlántico S.A con 1.59 por ciento, Santo Domingo y Cía S. en C. con el siete por ciento, Inversiones Santo Domingo con 1.55 por ciento y Pontus Corporation con el 3.01 por ciento. Este grupo tiene entonces un 13.15 por ciento, lo cual sumado al 37.86 por ciento de Cervunión, da el control efectivo con el 51.01 por ciento. El otro 10 por ciento está principalmente en personas naturales de la familia.
Las otras dos cervecerías colombianas, Aguila y Litoral, pertenecen en su totalidad al grupo Aguila es 100 por ciento de Bavaria y de sus filiales, y Litoral es a su turno 46.77 por ciento de Aguila y el 53.23 por ciento de Bavaria y filiales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.