Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/8/2013 12:00:00 AM

Sindicatos buscan reparación

El gobierno de Santos ya aceptó reparar a los sindicalistas, pero hay quienes aseguran que podría tardar hasta diez años.

El gobierno nacional aceptó que los movimientos sindicales merecen ser reparados por las estigmatizaciones y persecuciones que han padecido en la historia de Colombia. Pero, ¿qué significa esto?

En realidad, la reparación colectiva a los sindicatos que se promueve desde la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras puede tardar más que otras puesto que debe trazarse una política pública para la restauración de los derechos vulnerados. Además, el Estado debe garantizar que en un futuro puedan existir estos movimientos sin que sean estigmatizados o perseguidos.  

Pero Héctor Fajardo, dirigente del Instituto Sindical de Cooperación al Desarrollo (Iscod), explica que esto implica un trabajo de largo aliento. "La invitación a los sindicalistas es que se preparen para un largo viaje de por lo menos diez años. Sólo así se encontrará el norte de los derechos laborales".

Fajardo es uno de los líderes que, desde el 2006, comenzó a agrupar a los movimientos sindicales para incentivarlos a crear programas que buscaran la reparación colectiva.

Asimismo, es uno de los asistentes al Encuentro Nacional sobre Reparación Colectiva al Movimiento Sindical Colombiano que se realiza este 8 y 9 de mayo, en Paipa, Boyacá.

Al evento asisten además la Confederación General de Trabajadores (CGT), la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), para discutir las propuestas de la reparación integral en un espacio promovido por el Ministerio de Trabajo y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Fajardo asegura que es el momento adecuado para cambiar la cultura antisindical, especialmente con la voluntad política que se empieza a crear.

"Cuando el gobierno aceptó que los sindicatos merecen reparación, se empezó a crear la voluntad política para garantizar y respetar estas asociaciones", afirmó Fajardo.

Por su parte, Alirio Uribe, del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, opina que el Estado no puede mostrarse como un simple garante de este proceso, puesto que tiene responsabilidad "al asesinar y diseñar esquemas de asesinato contra los sindicalistas, como ha sido comprobado".

En este sentido, Fajardo opina que es imprescindible cambiar la visión que tienen estos grupos de trabajadores en la sociedad. "Es necesario que se entienda que los sindicalistas somos tan respetados como el presidente de la República. No somos terroristas. La aceptación de eso, del sindicalismo, está asociada con cambios fiscales e institucionales dentro del Estado. Es el momento de la modernización", asegura el dirigente de Iscod.

En cuanto a la reparación, Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT, asegura que los sindicalistas no quieren dinero, que lo que buscan es una reparación política y un campo de libertad de acción.

El gran reto está en que efectivamente no se repitan los hechos ocurridos contra los movimientos sindicales y en la reparación individual a los familiares de las 2.292 víctimas que han perecido por promover los derechos laborales en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.