Viernes, 29 de agosto de 2014

Un hombre trata de fotografiar un avión de Aeroflot que va con rumbo a La Habana, a través de una ventana del aeropuerto Sheremetyevo, en Moscú, Rusia. En esa terminal aérea se encuentra atrapado desde hace tres semanas el exconsultor de inteligencia estadounidense Edward Snowden. AP / Alexander Zemlianichenko

| 2013/07/08 00:00

Snowden continúa bloqueado en Moscú

;
AFP

Nicaragua confirmó el recibo de la solicitud de asilo del fugitivo estadounidense.

El exconsultor de inteligencia estadounidense Edward Snowden comenzaba su tercera semana en la zona de tránsito de un aeropuerto de Moscú este lunes, día en que la embajada de Nicaragua en Rusia confirmó haber recibido su petición de asilo.

En los últimos días, los presidentes de Nicaragua, Venezuela y Bolivia se mostraron dispuestos a conceder asilo en sus países al informático de 30 años, al que Estados Unidos busca por espionaje después de que revelara la existencia de un programa norteamericano secreto de vigilancia de las comunicaciones mundiales.

"Recibimos la carta de Snowden. La enviamos a Nicaragua para que el presidente la examine", declaró el embajador de este país en Moscú, Luis Alberto Molina, a la agencia de noticias estatal rusa Itar-Tass.

Según la misma fuente, Molina aseguró que "hasta el momento" los funcionarios de la embajada no decidieron reunirse con el exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense.

Contactada por la AFP, la embajada de Nicaragua no quiso hacer declaraciones y las de Bolivia y Venezuela dijeron desconocer cualquier novedad que pudiera ayudar a Snowden a escapar del aeropuerto de Moscú-Sheremetievo, al que llegó el pasado 23 de junio procedente de Hong Kong, donde se había refugiado después de partir de Estados Unidos.

Sin embargo, persisten numerosas incertidumbres sobre la forma en que Snowden, cuyo pasaporte fue anulado por Washington, podría partir del aeropuerto de Moscú para viajar a un país que lo reciba sin ser interceptado por los estadounidenses.

La semana pasada, el avión del presidente boliviano, Evo Morales, se vio obligado a hacer una escala en Viena, cuando regresaba de una visita a Moscú pues varios países europeos sospechaban que Snowden se encontraba a bordo.

Este incidente escandalizó a América Latina y sobre todo, al presidente boliviano, quien declaró el sábado que "como justa protesta quiero decirles a los europeos y a los norteamericanos: ahora más bien vamos a dar asilo si nos pide ese norteamericano perseguido por sus compatriotas. No tenemos ningún miedo".

Durante su visita a Moscú, Morales dijo que estaba dispuesto a examinar una solicitud de asilo de Snowden, alimentando los rumores sobre su presencia en su avión.

Bolivia, Venezuela y Nicaragua tienen relaciones políticas tensas con Estados Unidos, y parecen por el momento las únicas opciones que tiene este informático que pidió asilo político a unos 20 países, recibiendo numerosos rechazos.

Sin embargo, no existe ningún vuelo comercial directo de Moscú a Bolivia, Venezuela o Nicaragua. Teóricamente, Snowden debería hacer una escala en La Habana. Hasta ahora, Raúl Castro no ha hecho ninguna referencia a esta eventualidad.

En cambio, Cuba sí que mostró su apoyo al "derecho soberano de la República Bolivariana de Venezuela y de todos los Estados de la región de conceder asilo a los perseguidos por sus ideales o luchas por los derechos democráticos, según nuestra tradición", dijo el domingo el presidente Raúl Castro.

En cuanto a Rusia, el portavoz presidencial, Dimitri Peskov, indicó el lunes que el país no está involucrado en la suerte del fugitivo estadounidense. "No es asunto nuestro", declaró.

Rusia, que no tiene un tratado de extradición con Estados Unidos, había indicado previamente que Snowden no ha franqueado formalmente su frontera, es decir, el control de pasaportes, y que no tenía nada que reprocharle.

El Kremlin está realizando un complicado ejercicio de equilibrio diplomático al declarar su intención de no expulsar al informático estadounidense, pero subrayando su intención de no dañar las relaciones con Washington antes de la cumbre que reunirá a Putin y al presidente norteamericano, Barack Obama, a principios de septiembre.

Este lunes, el diario ruso Kommersant informó que era poco probable que Obama acudiera a Moscú si Snowden continuaba atrapado en el aeropuerto, citando a una fuente cercana al departamento de Estado estadounidense.

Peskov calificó esta información de "especulación" y desde Washington, la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Bernadette Meehan, confirmó que la noticia era falsa.

"El presidente Obama tiene la intención de viajar a Rusia en septiembre", aseguró Meehan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×