Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2017 10:15:00 PM

“Soacha es una bomba de tiempo”: Alcalde Eleázar González

El microtráfico, el déficit en cobertura educativa, el colapso vial y la incapacidad para atender a las víctimas del conflicto tienen desbordado al municipio de Cundinamarca. Entrevista.

SEMANA: Soacha ha venido denunciando el abandono del gobierno nacional. ¿Qué le han respondido?

ELEÁZAR GONZÁLEZ: La verdad no han respondido de manera contundente. Actualmente tenemos insuficiencias en cobertura escolar, movilidad, seguridad. Y todo esto por la cantidad de población que ha llegado.

SEMANA: ¿Cuántos habitantes tiene Soacha según el Dane y cuántos según la Alcaldía?

E.G.: El Dane considera que son 533.000 habitantes y en realidad somos más de 1.100.000. Soacha construyó 246.000 apartamentos nuevos en los últimos años y ha vendido más del 75 por ciento. Y a la superpoblación se le añade la llegada masiva de víctimas del conflicto armado.

SEMANA: ¿Cuántas víctimas hay en Soacha?

E.G.: Tenemos 55.000 del conflicto, registradas en la Unidad Nacional de Víctimas y en la Unidad Municipal, a partir de 2008. Esto acrecienta la problemática social porque ninguna llega con platica en el bolsillo, y terminan por engrosar los cinturones de miseria. En el espacio libre verde que veían en la parte alta, donde hay riesgos de deslizamiento, ahí sembraban su cambuche. Y aumentó el desempleo, la drogadicción.

Puede leer: El viacrucis de trabajar en Bogotá y vivir afuera

SEMANA: Además parte de las pandillas que controlan el microtráfico capitalino están en Soacha y en zonas aledañas.

E.G.: Nos han estigmatizado tanto que aquí viene toda la delincuencia habida y por haber. Mire esta inequidad; duele decirlo, pero a Bogotá y a Soacha nos divide una calle. Los policías de Bosa tienen prima de orden público. Y los pobres policías de Soacha, que son menos y les toca trabajar más duro al enfrentar problemáticas más fuertes, no la tienen.

SEMANA: Si Soacha tiene el doble de la población proyectada, necesita el doble de recursos.

E.G.: Tenemos un presupuesto de 328.000 millones de pesos, de los cuales se van 145.000 millones en educación y 81.000 millones en salud. Y hay un agravante: si se dividen esos recursos por el número de habitantes, el gasto público per cápita es de 223.000 pesos al año.

SEMANA: ¿Qué tan grande es el cinturón de pobreza?

E.G.: Más del 65 por ciento de la gente es estrato 1. Solo en educación tenemos una de las peores tipologías del país: mientras otros municipios pueden invertir 2.240.000 pesos por niño atendido al año, Soacha tiene 1.520.000 pesos. Mire esto: nos giran 8 pesos diarios para salud pública, que multiplicado por 365 días da 2.920 pesos para cada soachuno. El indicador nacional en hospitales es de 2,5 camas por cada 1.000 habitantes y en Soacha es de 0,7.

Le sugerimos: Falsos positivos de Soacha: condenan a 21 militares a penas entre 37 y 52 años de prisión

SEMANA: ¿Qué dice la Gobernación?

E.G.: Ha tratado de ayudar, pero tampoco tiene la plata para medírsele a un monstruo de estos. Aquí se necesita ya un censo poblacional. Pero ya es ya. Estamos tan bajos de presupuesto que capitales con menos población como Tunja, Villavicencio, Armenia reciben más recursos. Uno dice: ¿por qué este tratamiento con Soacha, sabiendo que nos despiertan los tambores del Batallón Guardia Presidencial?

SEMANA: En los últimos años se han construido varias viviendas de interés prioritario. ¿Ese desarrollo se pensó integralmente?

E.G.: Realmente no. El Estado regaló alrededor de 3.500 viviendas de interés prioritario para las víctimas del conflicto, pero no se les ofreció empleo, seguridad, no les dejó un colegio cercano ni mejoró las vías, garantías para una vida digna. Les entregaron el apartamento y miren a ver cómo suplen sus necesidades. Cosa que ha puesto al municipio en aprietos.

SEMANA: Bogotá no tiene área metropolitana, pero la región capital integrada es un hecho. ¿Cómo se está pensando esa conectividad?

E.G.: A través de los planes de ordenamiento territorial hemos pensado dejar por lo menos la interconexión vial, y que Bogotá y la Nación no piensen que Soacha es solo la autopista Sur, sino que también es la ALO, la avenida Cali, la avenida longitudinal de oriente. Así

desembotellaríamos la ciudad completamente. Pero hay que pensar un proyecto conjunto de inmediato. La autopista Sur no da más, en los festivos la ciudad queda incomunicada de oriente a occidente, la gente tiene que salir de Soacha para hacer el retorno. Ya le escribí al ministro de Transporte para buscar estrategias que no corten a la ciudad en dos.

Le recomendamos: El multimillonario negocio detrás del suelo en la sabana de Bogotá

SEMANA: El alcalde Peñalosa afirmó que “nunca los habitantes de un municipio rico van a votar para fusionarse con uno pobre”. ¿Qué dice Soacha?

E.G.: No pueden seguir mirando a Soacha de esa manera, sino más bien deben darle la mano. Le he escrito al gobierno, al Senado, al Ministerio de Hacienda, he dado la batalla por todos los lados. El Congreso dijo hace mes y medio que iba a conformar una mesa especial para Soacha. Ojalá no sea tarde. El desespero es cada día mayor. En la mesa de víctimas me preguntan que para cuándo la reparación. ¿Se imagina una revuelta de 55.000 víctimas? Soacha es una bomba social, una bomba de tiempo. Temo que esto explote.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?