Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2005 12:00:00 AM

"Sobre hombros de gigantes"

En un programa de la Cámara de Comercio de Bogotá, empresarios con trayectoria brindan su experiencia a proyectos de jóvenes emprendedores.

El mundo hoy sería diferente si en su momento jóvenes como Bill Gates, creador de Microsoft; Steve Jobs, de Apple Computer, o Sergey Brin y Larry Page, fundadores de Google, no hubiesen contado con alguien que creyera en ellos y los apoyara. Con esa filosofía, la Cámara de Comercio de Bogotá ha puesto en marcha una iniciativa que brinda respaldo a jóvenes empresarios con proyectos innovadores.

Se trata del Programa Empresarios Juveniles para Jóvenes Emprendedores, que culmina con el programa Mentores, en el que ya hay vinculados 35 empresarios, que luego de exitosas carreras profesionales, y hoy en su mayoría pensionados, destinan parte de su tiempo a orientar a jóvenes emprendedores. Este grupo ha crecido gracias al voz a voz entre antiguos colegas que al enterarse de lo que está haciendo la Cámara, deciden donar su tiempo y experiencia, pues el acompañamiento es gratuito.

La idea de sacar adelante un proyecto de esta naturaleza surgió hace cinco años. Luego de la crisis económica de fines de los años 90, muchos jóvenes llegaron a la Cámara de Comercio en busca de orientación sobre cómo montar una empresa. Pero a la hora de arrancar sus proyectos se quedaban estancados. "Era como si estuviesen indecisos al borde de una piscina pensando si se lanzaban o no", dice Jorge Rubio, director del Centro Nueva Empresa, "tenían en su contra la cultura de la 'fracasomanía' y se enfrentaban a la soledad de no saber cómo salir adelante".

Mentores resultó ser una respuesta apropiada a ese problema. Luego de varios ajustes, hace tres años se realizó un programa piloto. Pero sólo este año el proyecto se consolidó. Los pichones de empresario que quieren tener este acompañamiento se vinculan al programa, donde primero pasan por una etapa de orientación y formación. Después, se hace una especie de rueda de negocios, como una que está programada para esta semana, donde los jóvenes exponen sus proyectos ante los mentores. De las posibilidades reales de que el proyecto prospere, de la habilidad de los muchachos y la química que se dé, los mentores escogen el proyecto que van a acompañar durante siete meses.

"Hace cinco meses la empresa que acompaño era un papel con datos errados, hoy ya tienen estudio de mercado, estrategia de ventas, una contabilidad armada, laboratorios certificados, productos codificados en grandes almacenes y ventas entre 10 millones y 15 millones de pesos al mes", dice Ignacio Canela, quien por años trabajó en el sector maderero, la industria química y fue gerente de una multinacional de empaques. Hoy es el mentor de Organic Quality C. I. Ltda., una empresa de dos ingenieros, ambos menores de 30 años, que utilizan la baba del caracol como materia prima para elaborar productos cosméticos.

Otro joven emprendedor, Braulio Martínez, de 29 años, conoció en este programa a su mentor Roberto Pradilla, uno de las fundadores de la Compañía Colombiana Automotriz. "No tenía cómo sacar adelante mi idea y con su compañía tengo 50 años de consejos depurados", dice Martínez, que luego de ocho meses ya está comenzando la producción masiva de pisos en cuero, para lo que utiliza el material de desecho de las curtiembres. Los contactos de Pradilla con los mejores decoradores y arquitectos de la ciudad han sido clave para que Martínez haya mejorado su producto.

Para María Antonia Velásquez, diseñadora industrial recién graduada de la Universidad Javeriana, la tutoría de Carlos Gil, quien fue gerente nacional de ventas y operaciones de Esso, le ha permitido impulsar su empresa Disalud. Su actividad es acondicionar espacios para personas mayores con enfermedades cognoscitivas y por ahora su principal producto es una mesa de entretenimiento que diseñó para enfermos de la enfermedad de Alzheimer. Las perspectivas de este producto son tan interesantes, que ya están explorando contactos en el exterior para empezar a exportar.

Enrique Zuleta, ingeniero eléctrico, reconocido consultor y miembro vitalicio del consejo directivo de la Universidad de los Andes, hace énfasis a los jóvenes que ha acompañado en que el entusiasmo no es suficiente si no va acompañado de un estricto orden para llevar cualquier negocio. Este consejo ha sido clave para Lina Ramírez y David Guerra, ingenieros electrónicos graduados hace menos de un año de la Escuela de Ingeniería Julio Garavito. Ellos enseñan robótica a niños de 6 a 15 años, a través de su empresa Ingenio Soluciones Electrónicas. "Si en países como Japón y China desde pequeños están involucrados con la ciencia, nosotros también podemos hacerlo", dice Ramírez, mientras muestra los robots que les enseñan a construir a sus estudiantes.

Historias similares de empresas nacientes se repiten una y otra vez entre las 44 que han pasado por el programa, aunque no todas con el mismo éxito, entre otras cosas porque el sector financiero no ha sido tan receptivo como sería de esperar. Entre los mentores hay ex presidentes de multinacionales, banqueros, y ejecutivos exitosos. Ellos coinciden, como dice Gustavo Cano, ex presidente de la petrolera Harken en Colombia, y recién vinculado al programa, que en el país cada vez hay menos oferta de empleo calificado y que es necesario apoyar a quien tenga una buena idea y sea capaz de hacer empresa.

"Si he visto más lejos es porque he estado de pie sobre los hombros de gigantes", decía el científico y matemático Isaac Newton cuando le preguntaron por su genialidad. Quienes han sido gigantes en el sector privado colombiano tienen entonces la oportunidad de prestar sus hombros para que sobre ellos los jóvenes construyan mejores opciones y alternativas para el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.