Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2005/07/10 00:00

Sociedad golpeada

Dos de los más altos directivos de la Sociedad Portuaria de Cartagena están en problemas con la justicia norteamericana.

Aníbal Ochoa y el capitán (r) Alfonso Salas, presidente y gerente de la Sociedad Portuaria de Cartagena, están en la mira de las autoridades. La familia de Ochoa está acusada por la DEA de lavado de dinero y Salas, de ser paramilitar y terrorista.

Dos de los más altos directivos de la Sociedad Portuaria de Cartagena están en problemas con la justicia norteamericana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.