Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/6/2013 12:00:00 AM

“Sólo muerto creerán que no obstruiré la justicia”

Es la tercera vez que la Justicia le niega la libertad al exministro Andrés Felipe Arias.

Luego de que por tercera vez el Tribunal Superior de Bogotá le negara al exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias la posibilidad de quedar en libertad, el exfuncionario afirmó que, entonces, la única forma en que no podrá obstruir el proceso sería “muriéndose”.

“La única salida es que me quiten la vida. Si me quitan la vida, yo no existo y mi defensor puede terminar mi defensa (…) Si yo me muero, ya se resuelve el tema porque ya no existo y si no existo, no puedo hablar con nadie. Se conjura para siempre el riesgo de obstruir a la justicia aun cuando apenas estoy empezando a defenderme”, indicó Arias en medio de una notable decepción por el tema. La decisión le significa tener que esperar en detención la decisión sobre su caso, que deberá proferir la Corte Suprema de Justicia.

Arias les dijo a los magistrados de la Sala Penal del Tribunal que ya es hora de poder estar libre y ejercer su defensa, además que sus hijos y su esposa lo necesitan. “Métame en Gorgona, pero con mis hijos y mi esposa, pero no me deje más separado de ellos, por favor. Es lo único que le pido al sistema judicial”, solicitó.

Arias aclaró que nunca ha presionado a testigos a su favor y que incluso ellos mismos lo han indicado en sus intervenciones ante la Corte Suprema de Justicia.

“Sólo porque soy yo, simplemente porque trabajé en un gobierno y defendí unas ideas y unas tesis, por qué conmigo no hay derechos. Me los pisotean”, aseguró.

Al igual que Arias, su abogado defensor, Jorge Aníbal Gómez, señaló que al exministro se le está viendo como un trofeo y que por eso no lo dejan salir libre, pese a que sobre él recae una presunción de inocencia.

A Arias se le negó la libertad por tercera vez porque se considera por parte del Tribunal que aún existe la posibilidad de obstrucción a la justicia, por lo que es necesario que siga privado de la libertad y así evitar que tenga acceso a los testigos.

La petición

Los planteamientos de la defensa de Arias para solicitar la libertad del exministro se basaron en que desde hace más de una semana la Fiscalía terminó la presentación de las pruebas testimoniales, dentro del proceso que se le adelanta en la Corte Suprema de Justicia. Lo que extinguiría los argumentos por los cuales recientemente el Tribunal Superior de Bogotá se negó también a revocar la medida de aseguramiento.

Para el abogado Gómez nada justifica que su representado siga privado de la libertad, pues la Fiscalía ya evacuó su material probatorio. Para el jurista tampoco inconveniente de que el exministro afronte lo que resta de su proceso sin tener medida de aseguramiento. “El propósito de la duración del juicio no es muy alentador, puesto que según las cuentas falta todavía un año para que finalice”, aseguró.

Caso contrario fue lo planteado por el fiscal décimo delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Martín Moreno. Para el delegado del ente acusador es claro que el riesgo de obstrucción por parte de Arias sigue latente, puesto que aún falta escuchar a los testigos de la defensa y el exministro podría influir sobre ellos, lo que afecta la verdad.

Pero quizás uno de los elementos de mayor importancia a favor de la libertad de Arias fue lo dicho por el procurador Tercero Penal Jairo Salgado, el cual aseguró que los presupuestos con los que se dictó la medida de aseguramiento hace casi dos años ya desaparecieron.

Salgado manifestó que el hecho de que ya la Fiscalía haya evacuado la totalidad de las pruebas documentales y testimoniales le da una tranquilidad al proceso respecto a que Arias pueda obstruir la justicia. Para el funcionario, el exministro tampoco representa en la actualidad peligro para la sociedad y las víctimas.

Un total de 355 pruebas documentales y 34 testigos presentados durante el proceso contra Arias por parte de la Fiscalía ya fueron evacuados. Arias, investigado por los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros e interés indebido en la celebración de contratos, está recluido en Escuela de Caballería desde julio del 2011.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.