Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/17/1988 12:00:00 AM

"Son el soporte de un país en crisis"

ENTREVISTA. MARIO ARANGO, AUTOR DE LA INVESTIGACION

Economista, abogado e investigador, Mario Arango Jaramillo es el antioqueño autor del libro sobre el perfil del narcotraficante y sobre el impacto de su economía en Antioquia y en el país. En colaboración con el columnista Jorge Child, Arango ha publicado ya varios libros sobre la cuestión del tráfico de drogas. SEMANA habió con él para ampliar algunos de los conceptos expresados en su última obra y para indagar sobre la metodología utilizada.

SEMANA: ¿Cómo adelantó la investigación para este libro?
MARIO ARANGO J.:Al esbozar el trabajo, decidí recurrir al sistema de encuestas, no sólo por el valor de éstas, sino porque no había ningún antecedente en este campo. Se elaboraron cuestionarios de unas 40 páginas para auscultar las conductas, actitudes, comportamiento y aspiraciones de los empresarios contrabandistas de droga. La muestra se ubicó en los niveles medio y alto, por considerarlos los más representativos. Se circunscribió a 20 encuestados, por estimar suficiente el número en sí mismo y por las dificultades de hacerlo más amplio por la situación de ilegalidad que afronta la mayoría, así como por su prevención a este tipo de investigaciones. Se buscó cubrir no sólo un amplio espectro geográfico y social del Valle de Aburrá, sino su representatividad y vigencia dentro del mercado de la droga.

S.:¿Cómo definiría, en pocas lineas, al "empresario contrabandista de drogas", como usted mismo lo llama?
M.A.J.: Como una persona audaz, recursiva, con gran poder para tomar decisiones rápidas y sobreponerse a los fracasos. Además, con movilidad permanente para el cambio de estrategia para el logro final de sus objetivos, con pocos prejuicios para conseguir dinero, un manejo personal y directo de sus negocios, marcada desconfianza dada su situación de ilegalidad, y con una acendrada seguridad en si mismo para conseguir sus objetivos.

S.: Usted habla de una marcada tendencia a la avaricia de esta gente. Sin embargo, la imagen que existe de ellos es precisamente la contraria. ¿A qué se puede deber esto?
M.A.J.: La tendencia a la avaricia de la mayoría la deduje de la encuesta realizada, de conversaciones alrededor de la misma y de conceptos de personas allegadas a ellos. Aunque es una tendencia mayoritaria, no es la característica de algunos de los grandes empresarios contrabandistas de droga. La afirmación se fundamenta en su apego desmesurado a la riqueza y a la acumulación de dinero por el placer de poseerlo. La aparente largueza de la mayoría es fruto de la imaginación popular, que aumenta desmesuradamente ciertas conductas realizadas más con el sentido de impresionar que con el de ser generoso.

S.: También sorprende que usted define a estas personas como gente que carece de agradecimiento, cuando la idea que hay es la de que se trata de personas que pagan con creces un favor, del mismo modo que cobran muy duro una afrenta o algo que los lesione.
M.A.J.: La mayoría carece de agradecimiento, pues al igual que el burgués, estima que los favores recibidos han sido motivados por el interés pecuniario. Si se pagan servicios, no hay lugar para el agradecimiento.

S.: ¿Qué papel está llamada a jugar esta nueva clase en el futuro de la sociedad colombiana?
M.A.J.: El principal papel de esta nueva clase es el de servir de soporte a un país en crisis general institucional, así los voceros del establecimiento, y aun dicha nueva clase, no sean conscientes de ello. Sus hijos representarán, sin duda alguna, un sector nuevo y remozado de la economía. Desde ya se observa que comienzan a integrarse con sus compañeros de generación de las clases tradicionales, para quienes son un poder de atracción por su dinero.

S.: En la encuesta, casi todos se definen como liberales. Pero a juzgar por las recientes masacres de campesinos, en las que según las autoridades hay participación de hacendados narcotraficantes, su liberalismo es un liberalismo de extrema derecha. ¿Qué explica esta aparente paradoja?
M.A.J.: Políticamente son liberales porque el Partido Liberal siempre ha sido un partido abierto al ascenso de nuevas clases, y además porque carece de reatos morales. Pero por la situación de algunos, por su vinculación al campo como terratenientes en zonas de conflicto social y guerrillero, se ven abocados, por su posición de clase explotadora, a tomar partido con la derecha que defiende los privilegios en el campo.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.