Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/07/05 00:00

Sorpresa en Carimagua

La decisión final sobre la finca Carimagua revivirá la polémica: ahora será entregada a Ecopetrol para que produzca etanol. A cambio, vinculará en el proyecto familias desplazadas.

Una lluvia de críticas le cayó al ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, cuando se quiso entregar la hacienda Carimagua a un grupo de empresarios privados. Ahora, con la  nueva fórmula, ya no habrá licitación. Arias asegura que se vinculará a las familias de desplazados por la violencia

Después de la controversia que se desató cuando se supo que el gobierno pretendía entregar la hacienda Carimagua a un grupo de agroindustriales del sector privado, en lugar de dárselo a desplazados por la violencia, se acaba de encontrar una fórmula intermedia planteada como la más salomónica: las tierras se le asignarán a Ecopetrol para que desarrolle allí un proyecto de biocombustibles.

El viernes pasado la junta directiva de la petrolera estatal aprobó la propuesta diseñada por el Ministerio de Agricultura con el aval del Presidente de la República. Según el convenio, que está listo para la firma, Carimagua se entregará en concesión a Ecopetrol por 50 años para que desarrolle un proyecto agroindustrial de caña y sorgo dulce con destino a producir etanol. Como contraprestación, la petrolera se compromete a vincular al negocio las familias desplazadas, ya sea como socios o como trabajadores. Ecopetrol liderará este proyecto en sus etapas de investigación, análisis, estructuración y montaje de la fase empresarial.

La propuesta caló en Ecopetrol, entre otras razones, porque para desarrollar sus planes en el área de biocombustibles la petrolera deberá comprar tierras. Se sabe que el sólo interés que muestre Ecopetrol por adquirir áreas para cultivos disparará los precios. Por lo tanto, Carimagua se presenta como una buena salida para que la empresa siga adelante con sus planes alternativos.

El ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, le dijo a SEMANA que con esta fórmula se corrige la idea inicial de abrir una licitación para unos pocos empresarios privados. A cambio, simplemente se firmará un convenio con Ecopetrol del que harán parte el Incoder, Corpoica y el ministerio. Y para escoger los desplazados se tendrá el máximo cuidado y rigor, dijo Arias.

El proyecto no incluirá palma, como se había estipulado inicialmente, sino caña y sorgo dulce, ambos apropiados para producir etanol. Se acordó este cambio en los cultivos por la preocupación expresada por algunos expertos sobre el deterioro ambiental que podría generar la palma.

El gobierno cree que con esta solución se pondrá punto final a la controversia que se armó por estas tierras. Sin embargo, todavía no se puede cantar victoria. El ex director de Planeación Nacional Juan Carlos Echeverri, quien integró la misión de expertos que nombró el gobierno para hacer recomendaciones sobre el mejor destino de Carimagua, expresó sus dudas sobre la entrega de ésta a la petrolera estatal. "Me genera mucha suspicacia vincular a Ecopetrol con el manejo de los desplazados, además, me suena muy forzado que se la vincule a este proyecto de agricultura. Zapatero a tus zapatos". Echeverri reconoce que un proyecto de biocombustibles es viable, pero advierte que habría que ver hasta qué punto beneficiará a esa empresa, que no sólo es de propiedad del Estado, sino de más de 400.000 accionistas colombianos.

Lo cierto es que la misión de expertos que convocó el gobierno, hace unos meses, concluyó que las 17.000 hectáreas de Carimagua se debían dedicar a tres propósitos definidos: investigación, producción y conformación de un polo de desarrollo. Estas actividades deben ser simultáneas y coordinadas, y el gobierno espera que mediante Ecopetrol se pueda dar cumplimiento a estas sugerencias.

Cualquiera diría que si la junta directiva de Ecopetrol y el área técnica de la empresa avalaron la propuesta, es porque tiene futuro y todos saldrán ganando. Pero la polémica revivirá por cuenta de quienes crean que esa fórmula es una nueva estrategia para ponerles 'conejo' a los desplazados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.