Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2011 12:00:00 AM

"Soy inocente y voy a España a aclarar todo lo que se dice": esposo de la española asesinada

Farid Llinás Ariza, esposo de la turista asesinada, negó los señalamientos de la familia de la víctima que lo acusan de ser el autor intelectual del homicidio. Mientras tanto, se entregó en las últimas horas un segundo hombre implicado.

Los familiares de Irene Cortés, la ciudadana española de 30 años que fue asesinada en Barranquilla, dijeron que el crimen, para ellos, fue obra de su marido, "que contrató a un sicario para que la matara".
 
Juan Antonio Cortés y Pedro Lucas, hermano y tío de la víctima, respectivamente, dijeron este jueves a la agencia de noticias EFE que sospechan del marido, un colombiano que emigró a España en el 2001.
 
La Policía informó que Cortés y su marido fueron atracados en un bar al sur de Barranquilla por un grupo de hombres armados, en unos hechos en los que ella recibió un disparo en el pecho que le ocasionó la muerte en un hospital al que fue trasladada.
 
Según los familiares de Irene, ella y su pareja tenían problemas desde cuando ella mantuvo una relación con otro hombre mientras él estuvo en prisión, "y desde entonces le juró venganza y poco a poco logró llevarla engañada a Colombia, donde ha pagado a un sicario para que la mate".
 
El tío insistió en que el marido logró convencerla de viajar a Colombia "engañada, con la excusa de visitar a su padre enfermo y ver los carnavales, pero ella no quería ir porque había escuchado de mí, que he vivido cinco años allí, lo que ocurre en esa tierra".
 
Lucas señaló que la noche antes de salir de viaje, el marido le quitó a Irene 2.000 euros, "un dinero que ha empleado para pagarse un pasaporte falso, puesto que estaba en libertad condicional, y contratar a un sicario".
 
"Cómo se entiende que una mujer le entregue un bolso a un atracador y éste, encima, le quite la vida", se pregunta el tío de la víctima, quien considera que el marido actuó pensando que ahora puede volver a España y encontrarse con sus hijos y un negocio, "pero él sabe de sobra lo que ha hecho y nosotros no somos tontos".
 
Ante los señalamientos, el esposo de la mujer, Farid Llinás Ariza, negó cualquier acusación en su contra.
 
 "Todo es mentira. He salido legalmente de España y voy a entrar legalmente", sostuvo.

Sobre la supuesta infidelidad de su mujer, Llinás aclaró que ya eso está perdonado: "Le dije que nunca se lo iba a recordar y nunca se lo recordé. No sé por qué sacan esto aquí", precisó.

"Que no digan tantas calumnias, que no digan cosas que no son. Soy inocente y voy a España a aclarar todo lo que se dice", reiteró.
 
Con respecto a los trámites de repatriación del cadáver, el hermano ha declarado que ya se han puesto en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores, que les ha informado que el proceso se puede demorar de ocho a diez días.
 
Los familiares dicen que se enteraron de la noticia por la llamada del marido de la fallecida a uno de sus hijos, de 14 años, al que supuestamente le dijo que su madre había tenido "un accidente", y que no han vuelto a tener contacto con él ya que no responde al teléfono.
 
La familia de la mujer reclama justicia. “Que esto no se quede así”, dicen.
Irene Cortés Lucas, madre de cinco hijos, residía en Málaga y manejaba un bar en Torre del Mar. 
 
Las investigaciones avanzan y se agilizan con la entrega del segundo implicado en el asesinato. Se trata de un joven identificado como Juan Carlos Guerrero.
 
EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.