Lunes, 22 de septiembre de 2014

| 2013/07/18 00:00

Suaza: la dramática historia de los sobrevivientes

Paleros que trabajan en la zona, relataron lo que vivieron en el momento del alud.

Los sobrevivientes aseguran que no se dieron cuenta cuando el alud se les vino encima. Foto: Óscar Javier Neira Quigua. Especial para SEMANA.

La tragedia por el alud en Suaza-Florencia ha dejado un saldo de cuatro muertos y hasta ahora un número desconocido de desaparecidos. Tras el derrumbe los testimonios demuestran los momentos de pánico que vivieron las personas que se encontraban allí.

El derrumbe ocurrió en horas de la mañana de este jueves en un tramo de la carretera entre los departamentos de Caquetá y Huila kilómetro 32. Pero más allá de la tragedia, el periodista Óscar Javier Neira Quigua, quien estuvo en la zona, recogió algunos testimonios de sobrevivientes.

Eliécer Ortega, palero sobreviviente.

“Nosotros cuando miramos que la montaña se nos vino encima no hacíamos sino correr. Había una señora que me gritaba atrás con un niño, pero yo no la miraba porque yo iba para adelante corriendo porque eso ya no más me atrapaba. Es que cuando inició el derrumbe, eso se miraba cómo cogía a las personas, como en una película. Fue impresionante”.


Foto: Óscar Javier Neira Quigua, especial para SEMANA.

Gonzalo González, palero sobreviviente.


“Desde ayer (miércoles) se vino un derrumbe pequeño, tipo 5:00 de la tarde y estuvimos ayudando a abrir vía, para que la gente pasara hacia las once y el paso quedó normal. Pero esta mañana, como a las cuatro de la mañana estaba otra vez tapada la vía y hacia las seis de la mañana vimos cómo temblaba la tierra y entonces salimos corriendo. Les gritábamos a los conductores que no se fueran a meter porque el derrumbe venía ya arrasando con todo. Ahí cayeron dos compañeros míos que estaban echando pala y ahí quedó varia gente, algunos de los cuales los sacamos vivos. Eso fue una cosa muy aterradora”.

“Venían dos carros particulares que no sabemos a dónde quedaron, detrás del bus de Coomotor. Adelante estaban los dos paleros. Ellos eran nuevos en la zona”.

Guillermo Gutiérrez, conductor del bus de Coomotor que sobrevivió.

“Estábamos dentro del carro y unos paleros estaban quitando un pequeño derrumbe, de pronto dijeron: se vino el alud, se vino el alud y desde ahí no me acuerdo de nada, gracias a Dios estoy vivo. Uno no se da cuenta de nada. No sé de los pasajeros, ni de mi compañero. Habían detrás de mí una ambulancia, una Cootransmayo, un camión pequeño, una Cootranshuila. Adelante estaba la ambulancia. Uno nunca piensa que esto va a pasar. Nos arrastró. Cuando yo me vi es que estaba por debajo de un carro y no sé si fue que el carro me sacó, de milagro. Venía con cuatro pasajeros y un compañero, de Bogotá”.


Foto: Óscar Javier Neira Quigua, especial para SEMANA.

Macedonio Avilés Ortega, palero sobreviviente.


“Estábamos desde las cinco y media abriendo vía para que pasaran los carros, pero de un momento a otro se vino esa montaña y tapó todos los carros que venían adelante. Había varios carros. Los carros que estaban adelante los arrastró hacia abajo. Más o menos diez personas. Allá arriba se nos quedó un compañero tapado, tiene que haber unos seis carros. Estaba el Coomotor, la ambulancia, el camión pequeño y otros carros pequeños al pie de ellos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×