Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/30/2010 12:00:00 AM

Superar la tragedia invernal, reto del Gobierno para el 2011

En su mensaje de fin de año, el presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado a todos los sectores para que contribuyan a superar la grave crisis provocada por las lluvias.

En su mensaje de fin de año a los colombianos, el presidente Juan Manuel Santos reconoció que superar la emergencia provocada por la fuerte temporada invernal que afecta el país será el reto más importante de su Gobierno para el 2011.
 
El mandatario, en alocución pública desde el municipio de San Estanislao (Bolívar), golpeado por la ola invernal, resaltó que el Gobierno necesita contar con el concurso de todos los sectores para poder superar esta crisis.
 
“No será un proceso fácil ni corto. Pero es nuestra prioridad. Ayer (miércoles) aprobamos las medidas que nos garantizan recursos por 5 billones de pesos para atender la fase humanitaria y de rehabilitación”, recordó el jefe de Estado.
 
“Con este dinero atenderemos las necesidades básicas de todas las familias que se han visto afectadas por ésta tragedia y las obras prioritarias para el restablecimiento de los servicios esenciales en varios municipios del país”, agregó.

Santos hizo énfasis en que su administración no descansará en esta tarea y en que su prioridad seguirá siendo la atención humanitaria.

“Nos esperan, semanas, meses y años de trabajo continuo y esforzado para que entre todos salgamos fortalecidos de esta crisis (…) Yo sueño con que, a partir de esta tragedia, forjemos una Colombia todavía mejor que la que teníamos”, dijo.

Pero a pesar de la tragedia invernal, el presidente Santos se mostró optimista sobre los indicadores que en materia económica tendrá el país el próximo año.

Aseguró que la economía debe crecer por encima del 4 por ciento, recordó que las exportaciones vienen aumentando por encima del 20 por ciento y dijo que espera que la inversión extranjera bordee los 10 mil millones de dólares. “Como en sus mejores tiempos”, subrayó.

“La inflación –el costo de vida–, que es el impuesto más caro para los pobres, estará nuevamente por debajo del 3 por ciento. El desempleo viene con tendencia a la baja, acercándose a nuestra meta de tenerlo en cifras de un dígito”, agregó Santos.
 
El Presidente de la República también aprovechó para hacer un balance de los logros en seguridad obtenidos durante los cuatro meses de su mandato.
 
Destacó que los homicidios en el país disminuyeron y recordó los contundentes golpes dados por la fuerza pública a los grupos armados ilegales.
 
“Este año salieron de combate el símbolo del terror en Colombia, el jefe militar de las Farc, alias ‘Mono Jojoy’, y el jefe de una de las peores bandas criminales del país, el asesino de asesinos, alias ‘Cuchillo’”, dijo.

Sobre la agenda legislativa, Santos aseguró que “con la aprobación de la Ley de Reforma a la Salud, y de la Ley de Formalización y Generación de Empleo, y la futura aprobación –como esperamos– de la ley de víctimas y de restitución de tierras, y de la reforma a las regalías, viene una positiva transformación social en Colombia”.

“Habrá más calidad en la salud y la educación, más empleo para los jóvenes y las madres cabeza de hogar, y mayor equidad en el reparto de los recursos del subsuelo”, afirmó.

Por último, Santos celebró el mejoramiento de las relaciones con Venezuela y Ecuador, y destacó el papel de la Unidad Nacional en los logros de su Gobierno.

“La Unidad Nacional no es sólo una unidad para aprobar leyes. Es mucho más: Es una unidad de todo el país en torno a propósitos esenciales”, aseguró.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.