Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/05/17 00:00

Superfinanciera: siete cabezas en vilo por InterBolsa

La Procuraduría terminó la etapa de pruebas contra funcionarios por presunta omisión.

Siete funcionarios de la Superintendencia Financiera son investigados por, presuntamente, hacerse los de la ‘vista gorda’ con el flujo de capital que manejóInterbolsa. Foto: Daniel Reina Romero/SEMANA

Mientras en la Fiscalía se preparan para tomar decisiones de fondo en el descalabro de Interbolsa, Semana.com pudo establecer que por los lados de la Procuraduría General de la Nación el tema ha tenido nuevos desarrollos.

En los próximos días se avecinan las primeras medidas contra siete funcionarios de la Superintendencia Financiera, investigados por, presuntamente, hacerse los de la ‘vista gorda’ con el flujo de capital que manejó la comisionista y que terminaron enredados en una telaraña de negocios donde perdieron decenas de inversionistas.

En el auto de cierre de la investigación, conocido por este medio, queda claro que para los procuradores hay pruebas contundentes para demostrar que existieron “fallas evidentes en la labor de supervisión y vigilancia en las operaciones llevadas a cabo por Interbolsa, lo cual, por competencia, era su obligación”, según señala un aparte del documento.

Las personas investigadas son el superintendente financiero, Gerardo Hernández; el superintendente delegado adjunto para Supervisión Institucional, Juan Pablo Arango Arango; el superintendente delegado adjunto de Valores y otros Agentes, Luis Fernando Cuadrado Zafra, y la superintendente delegada adjunta para supervisión de riesgos y conductas de mercado, Rosita Barrios Figueroa

Así mismo, se investiga al superintendente delegado para supervisión de riesgos de mercado e integridad, Diego Herrera Falla; la superintendente delegada para emisores, portafolios de inversión, Sandra Perea Díaz, y Juan Pablo Coy Navarro, director de conductas de la delegatura para Supervisión de Riesgos de Mercado e Integridad.

Para la Procuraduría, estos funcionarios, presuntamente, omitieron vigilar las operaciones que llevaron al descalabro de Interbolsa, como las negociaciones de las acciones de Fabricato que fueron sobrevaloradas.

La investigación está integrada por más de 16 pruebas técnicas y documentales, dentro de las cuales se destacan visitas e inspecciones a Interbolsa, a la Bolsa de Valores de Colombia, a la Superintendencia financiera, a la Superintendencia de sociedades y a la DIAN, así como al Ministerio de Hacienda, con el objetivo de tener a primera mano balances contables y financieros de la liquidada comisionista.

La Procuraduría definirá si formula o no pliegos de cargos contra los funcionarios con los datos provenientes del mercado de valores que señalaban las presuntas irregularidades de la comisionista en relación con las inversiones de sus clientes.

Así las cosas, el procurador Alejandro Ordóñez, quien tiene la investigación en su despacho, tiene en sus manos el destino de los primeros siete funcionarios que están en el ‘ojo del huracán’ y que podrían terminar destituidos por no vigilar oportunamente los manejos de la liquidada comisionista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×