Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/13/2015 6:00:00 PM

Las mil caras de Tanja

La guerrillera holandesa estudió literatura, sabe al menos cuatro idiomas y ahora es presentadora y tuitera. Un recorrido por su multifacética vida.

Tanja Nijmeijer nació el 13 de febrero de 1978 en la ciudad de Denekamp (Overijssel, Holanda). Hoy tiene 37 años, 15 de los cuales ha dedicado a la causa revolucionaria de las FARC.

La 'holandesa’, como se conoce dentro de esa agrupación guerrillera, ha tenido múltiples facetas: estudió literatura; habla holandés, alemán e inglés; ha mostrado su talento como bailarina y cantante, y ha cumplido diversas funciones en la guerrilla. Pasó de empuñar un fusil a ser presentadora del noticiero de las FARC llamado Informativo Insurgente, que se difunde a través de internet y se produce en La Habana. En otras palabras, representa a la guerrilla ante el planeta y es la única en la guerrilla que tiene contacto con medios internacionales.


Para esta nueva labor, Tanja tomó cursos de producción de televisión junto a 'Boris', su compañero sentimental y con quien comparte la pantalla.

También tiene otras facetas. En varios videos se observa una Tanja mucho más joven y alegre en la mitad de la selva bailando frente a sus compañeros. Allí la holandesa pareciera estar más en una discoteca de su natal Holanda que en “las montañas de Colombia”.



La guerrilla de las FARC celebró sus 50 años de historia con un video en el que, entre otras imágenes, cocinan en la olla la revista SEMANA. En el videoclip canta la guerrillera holandesa Tanja junto al grupo cubano de rap Cuentas Claras. Se ha dicho que en algunas ocasiones ha cantado boleros en bares de La Habana.

De la calma holandesa a la violencia colombiana

En los años 80, cuando las batallas entre el Ejército y los guerrilleros ya arreciaban y las partes firmaron una primera tregua, ella era una niña de seis años que se criada por una familia estable en un pueblo tranquilo y civilizado en el este de Holanda.Con su formación en Holanda, era muy difícil imaginar que terminaría en las selvas de Colombia.

Luego en su juventud estudió Lenguas Romances en Groningen, una pequeña ciudad universitaria, pero ya sus intereses eran más políticos que literarios.

A Colombia llegó por primera vez en el 2000, cuando visitó Pereira a través de una organización estudiantil e hizo su práctica enseñando inglés en un colegio en las afueras de la ciudad, donde estudian los hijos de las familias pudientes.

Según sus propias palabras, un profesor de Matemáticas la introdujo en el supuesto ideario revolucionario y la llevó a San Vicente del Caguán y a Bogotá: primero a Ciudad Bolívar, luego al Centro Andino.

Decidió que iba a escribir su tesis universitaria sobre ‘El gobierno de las FARC en el Caguán’ y regresó a su país unos años.

En el 2004 ya estaba en la selva, en el Frente Antonio Nariño de Carlos Antonio Lozada en La Macarena. Había cumplido su sueño, pero como toda utopía, no tardó en confirmar que las utopías son inalcanzables, que lo que un día es un sueño, el siguiente puede ser una condena. Había pasado de ser una europea joven, izquierdista y rebelde, a encarnar una protagonista de la barbarie del conflicto colombiano. Allí, en la selva, antes de recibir un fusil, debió aprender a recoger madera, cargar costales, hacer guardia, abrir fosas, cocinar en medio de la selva.

Pero ¿qué la llevó a tomar esa decisión tan radical? Cuando SEMANA habló con su madre, Hannie, en junio del 2010 en Holanda, ella intentó responder a esta pregunta así: “Su profundo sentido social es parte de la respuesta (…). Hace un tiempo una de mis hijas me dijo: 'En lo único en que de pronto fallaste como madre es en que nos hiciste demasiado conscientes de lo social'”.

Un par de años después reiteró: “Fue su vena por lo social, pero esa es sólo una parte de la explicación; la otra no la conozco”. Y si no lo sabe su madre, probablemente no lo sepa nadie.

Después de cerca de 16 años en la militancia se ha ganado el respeto de la tropa y la confianza de los jefes. Actualmente ocupa un puesto en La Habana, es presentadora de las noticias del canal virtual de las FARC y maneja las redes sociales de esa guerrilla.

Su aspecto físico también le ayuda. Muy probablemente las FARC creen que es la persona perfecta para enfrentar el show mediático en La Habana e intentar revivir la red internacional de la guerrilla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.