Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/26/2000 12:00:00 AM

Tecnoprivacidad

La presión popular hace que, tarde o temprano, el gobierno de Estados Unidos enfrente el tema de la seguridad en Internet.

La privacidad en Internet es un tema que pone en calzas prietas a los candidatos presidenciales en Estados Unidos. En términos generales Al Gore favorece la privacidad, pero al mismo tiempo quiere mostrar claramente su apoyo a la industria de alta tecnología. George Bush prefiere el autocontrol por parte de los empresarios, pero tiene que rendirse a la evidencia de que muchos electores republicanos desean mayor protección para su privacidad.

Sin embargo la recomendación emitida el 22 de mayo por la Comisión Federal de Comercio, según la cual es necesario crear leyes para proteger la privacidad de los usuarios de Internet, es una nueva señal de que Estados Unidos se está orientando hacia la promulgación de leyes en ese sentido. Hasta ahora la Comisión siempre había favorecido el autocontrol empresarial. Sin embargo en su último informe concluye que los esfuerzos de la industria no han sido suficientes. Los observadores independientes esperan que el Congreso apruebe alguna ley sobre privacidad antes del verano de 2001.

La razón de este cambio es muy simple: la presión del público viene en aumento. Más de 80 por ciento de los norteamericanos quiere que el gobierno reglamente el uso corporativo de la información personal de acuerdo con un estudio efectuado en abril por Odyssey, una firma de investigaciones de mercado. Por su parte Forrester Research, una consultora de tecnología, encontró que los usuarios del web gastaron el año pasado 2.800 millones de dólares menos en transacciones en línea de lo que hubiesen desembolsado si no tuvieran preocupaciones acerca de la privacidad.

Las empresas que trabajan en línea no han hecho mayor cosa para calmar esos temores. Una encuesta llevada a cabo por la Comisión Federal de Comercio muestra que, aunque 88 por ciento de los sitios web actualmente ofrecen alguna política de privacidad, su calidad deja mucho que desear. Tan sólo 20 por ciento de los sitios que recaban información personal actúan en concordancia con los cuatro principios generalmente aceptados de preservación adecuada de la información: aviso acerca de la recolección de la información, elección del usuario acerca de cómo serán utilizados los datos, acceso razonable por parte del usuario a su propia información y protección de su seguridad.

¿Pero qué tipo de legislación sobre privacidad pueden esperar los consumidores norteamericanos? Probablemente no se trate de nada de alcances radicales. Ni siquiera la propia Comisión Federal de Comercio está tan interesada en que la legislación reemplace la autorregulación sino que la complemente. La Comisión recomienda simplemente que el Congreso establezca algunas normas básicas acerca de la privacidad para los sitios web orientados comercialmente y que acto seguido faculte a la propia Comisión o a otra agencia para que vigile el cumplimiento de dichas normas. Y eso no satisface todavía a muchos usuarios —sobre todo por fuera de Estados Unidos— que quieren mayor privacidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?