Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/17/2014 2:15:00 PM

“Los violadores no merecen vivir”

El congresista Telésforo Pedraza lamentó que en Colombia no haya pena de muerte para que se les aplique a los agresores de menores.

El escabroso caso de abuso sexual a dos menores en Ciudad Bolívar (Bogotá) volvió a poner en la palestra la discusión sobre cuál debería ser el castigo para aquellos agresores de niños y niñas en el país.

Este caso es uno más de los cientos que se conocen año tras año y que siguen generando escozor y repudio en la sociedad, pero que también genera preocupación por el hecho de que al parecer no existen medidas judiciales que conduzcan a evitar este tipo de agresiones. A pesar de que hoy a quienes abusen de menores se les impone la pena máxima, que es de 60 años de prisión, esta parece insuficiente para persuadir a los violadores.

Este hecho generó nuevamente una discusión entre dirigentes políticos. El presidente del Congreso, José David Name, anunció este miércoles que el próximo mes de marzo, su partido, La U, presentará un proyecto de ley para convocar a un referendo para que se establezca la prisión perpetua contra violadores.

Esta fue la histórica bandera que enarboló Gilma Jiménez, congresista fallecida en el 2013, pero que no contó con el pleno respaldo del Congreso. Sin embargo, su hija Johana Salamanca, quien aspiró al Congreso por el Partido de la U, consiguió que el propio presidente Juan Manuel Santos recogiera esta bandera. El mandatario le dio el visto bueno a la iniciativa y hacer un mes le pidió a su partido respaldarla.

Esta iniciativa, sin embargo, no cuenta con todo el respaldo de los sectores políticos. Dirigentes como el liberal Juan Manuel Galán y Ángela Robledo coinciden en que el asunto no es de establecer la prisión perpetua sino hacer cumplir la ley vigente, pues la pena de 60 años de cárcel -consideran- es lo suficientemente excesiva.

La uribista Paloma Valencia también considera que el asunto no es de elevar las penas sino de exigirle al aparato judicial que no haya más impunidad frente a este tipo de agresiones.

Sin embargo, uno de los congresistas más conservadores, el representante Telésforo Pedraza, sorprendió con su postura. Dijo que estas personas “no merecen vivir” y lamenta que la figura de la pena de muerte, admitida en Colombia en el pasado, esté siendo cada vez más rechazada en el mundo porque, asegura, bien la merecen “este tipo de criminales”.

Aunque siempre que se conocen noticias de este tipo los congresistas salen a proponer proyectos de ley de esta naturaleza, la decisión del partido de gobierno es honrar un compromiso con la hija de Gilma Jiménez, quien aceptó ingresar a La U porque desde allí podría luchar por las banderas de su madre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.