Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2014 12:00:00 AM

Tercer hacker: “Yo intercepté a Pacho Santos”

Semana.com revela por qué la Fiscalía capturó este miércoles a Daniel Bajaña, quien trabajó también para la campaña de Zuluaga.

Mientras los dos candidatos presidenciales se aprestan para confrontarse en las urnas en segunda vuelta, las autoridades dan puntadas de lo que podría ser una de las investigaciones más impactantes en torno a escándalos que rayan en lo penal, dentro de una campaña electoral.

La más reciente decisión se tomó este miércoles 4 de junio cuando el CTI de la Fiscalía capturó en Candelaria, Valle, a Daniel Bajaña Barragán, un hacker de 32 años de edad, de nacionalidad ecuatoriana señalado de interceptar ilegalmente las comunicaciones de varias personalidades, entre ellas al ex vicepresidente Francisco Santos.

Como se recordará, Bajaña laboró en la misma oficina de Andrés Sepúlveda, otro de los capturados por la Fiscalía semanas atrás, señalado de intervenir ilegalmente comunicaciones con el objeto de sabotear el proceso de paz en la Habana. Lo grave, es que tanto Sepúlveda como Bajaña, y el español Rafael Revert quien ahora colabora con las autoridades, trabajaban para la campaña del candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

El 27 de mayo Semana.com entrevistó a Bajaña en Cali. Para ese momento el controvertido hacker hacía una ronda de medios nacionales y locales, tratando de explicar su participación en la oficina de Sepúlveda, “limpiar mi nombre y demostrar que Revert no es lo que aparenta”.

Luciendo un saco y dos camisas que hacían sudar con solo mirarlo, un maletín abultado con decenas de documentos, una tableta china que le servía de teléfono y un viejo portátil marca Toshiba de tres núcleos, aceptó concedernos un entrevista.

Durante la charla que duró casi una hora, siempre se le vio ansioso y preocupado. Afirmó que temía por su vida porque en ese instante se había convertido en objetivo de todas las agencias de inteligencia para las que trabajó no solo en Colombia y Ecuador, sino de Estados Unidos. De hecho, él mismo se presenta como un “exagente de Ecuador”.

Dijo que ingresó en 2010 por la frontera de Rumichaca en Ipiales (Nariño) y de inmediato fue reclutado por organismos de inteligencia del Estado colombiano, cuando les contó que era un perseguido porque había trabajado con el Comando Conjunto en Ecuador. Con ese argumento intentó infructuosamente ser refugiado en nuestro país.

Aseguró que su estancia en Colombia es legal y muestra un pasaporte y un certificado de antecedentes judiciales aparentemente en regla. Dijo que domina varios idiomas y que nunca terminó su carrera de Programación en Sistemas.

Cuando habla, de su boca brota una tempestad de ideas descontroladas que lo hacen ver incoherente. En su afán por ganar credibilidad suelta muchos detalles pero ningún nombre; no obstante entre las cosas que dijo, aceptó sin desparpajo que cometió un delito: “yo intercepté a Pacho Santos, porque me dijeron que era terrorismo”.

A renglón seguido, aportó el correo que se cruzó con el ex vicepresidente y su secretaria. En ese correo fechado el 8 de abril de 2014 y cuyo destinatario es ‘Patria o Muerte Socialismo’ contiene el siguiente mensaje que transcribimos con sus errores: “Saludos, por favor envíenme este mail directo al señor pacho santos a pesar esoty usando el canal de espionaje ya puesto por las personas sabotean y no tengo tiempo escribir, sera de su alto interes mi vida esta en peligro”.

En un segundo párrafo el mensaje advierte: “Pruebas de como elecciones serán hackeadas por FUERZAS MILITARES, y como estan siendo interceptadas todas las elecciones, mi vida esta en peligro les dejo alli un contacto de correo, tengo las pruebas y hay hasta 50 millones de pesos mensuales a destruir la imagen de los candidatos y las personas , aun no puedo revelar mi nombre”.

En otros dos correos que entregó como prueba de su testimonio a este portal, figuran como destinatarios supuestos funcionarios de las Fiscalía. Los envió el 9 y 10 de abril, es decir un día después de revelarle al propio Pacho Santos, que lo estaba chuzando.

Bajaña insiste en que su salida a los medios es para demostrar que Rafael Revert, el hacker español, sabía todo lo ilegal que se hacía en la oficina de Sepúlveda y que incluso él (Revert) “interceptó a J. J. Rendón y los diálogos en Cuba”.

Dice además que David Zuluaga, el hijo del candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, le dobló el sueldo a los ocho días de estar trabajando y que les “prohibía hablar de cosas ilegales delante de sus padres”.

Advierte que sabe los nombres de las personas que estaban interceptando al presidente Juan Manuel Santos y que esa información se la dará a la Fiscalía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.