Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 2013/09/19 00:00

Termina otra lánguida ronda en La Habana

Sin avances notables, culminó el ciclo 14 de conversaciones del gobierno y las FARC. Análisis de SEMANA.

Foto: EFE

No hay avances notables en las conversaciones entre el gobierno y las FARC en Cuba. Esa es la conclusión que deja el comunicado conjunto que marcó el final de la más reciente ronda de conversaciones, que acabó este jueves en La Habana.

“Seguimos avanzando en la construcción de acuerdos”, dicen las partes, que precisan que lo están haciendo en “comisión de redacción” y dedicadas a los tres subpuntos del punto de participación política (antes habían avanzado solo en torno al primero).

Sin embargo, precisan enseguida que se ha avanzado en la redacción de mecanismos de participación ciudadana y diálogo social, pero que “continuaron la discusión” de sus concepciones sobre el fortalecimiento y las garantías a las organizaciones sociales.

Avances modestos en el segundo punto de los seis de la agenda, que las partes llevan ya cinco rondas discutiendo sin poder anunciar acuerdos significativos que les permitan pasar al tercero. Han precisado, sí, en su comunicado, que han intercambiado ideas y propuesta sobre los temas que se vienen de la agenda.

Para contribuir a la sensación de que las conversaciones en La Habana distan de cobrar el ritmo y la velocidad que el gobierno ha pedido insistentemente, las FARC cerraron este ciclo con un comunicado leído por ‘Jesús Santrich’, uno de sus negociadores, en el que reiteran sus críticas a iniciativas del gobierno como el Marco Jurídico para la Paz y el trámite en el Congreso de la posibilidad de hacer referendos sobre los eventuales acuerdos el día de las elecciones de marzo o mayo.

Las FARC declaran al Marco Jurídico “un enorme estorbo para la paz”, critican a la Corte por exigirles devolver unos secuestrados “que no tienen” y dicen que el gobierno ha roto el compromiso de consultar el mecanismo de refrendación con la contraparte.

“Es urgente retomar el respeto a la bilateralidad que entregue confianza para seguir adelante”.

Pese a que las FARC se han caracterizado por hacer toda clase de pronunciamientos a diario y que no es la primera vez que critican el Marco Jurídico o el proyecto sobre referendo, esta declaración, emitida justo al final de esta ronda y casi en simultánea con el comunicado final, no es muy alentadora y apunta a reforzar la idea de que, tras la confidencialidad de la Mesa, el ambiente no pasa por sus mejores días.

La nueva ronda, que comienza el próximo 3 de octubre, dirá qué tanto logren avanzar las partes. Por lo pronto, el plazo de noviembre que se autoimpuso el presidente Santos para llegar a un acuerdo final, e, incluso, el de diciembre, parecen cada vez más imposibles de cumplir.

Las palabras de Humberto de la Calle

Por su parte, el jefe de la Delegación del Gobierno, Humberto de la Calle, afirmó este jueves que en la Mesa de Conversaciones con las FARC se han logrado avances importantes pero advirtió que aún no son suficientes y que se necesita mostrar más resultados porque la paciencia de los colombianos puede agotarse.

“Esta semana cumplimos once meses desde la cita de Oslo, que fue la instalación formal de estas conversaciones, ni las FARC ni nadie puede decir que estamos atropellando las cosas, al contrario, está a la vista que falta eficacia en estas conversaciones. La delegación del Gobierno espera avanzar de manera efectiva en la construcción de acuerdos en el próximo ciclo, porque, como lo ha dicho el propio Presidente Santos, la paciencia de los colombianos no es infinita”, dijo De la Calle al cierre del ciclo número 14 de diálogos en La Habana.

Para el vocero de la delegación oficial, la constante retórica de las FARC en los micrófonos confunde a los colombianos y le resta credibilidad al diálogo.

“Una cosa es el esfuerzo de las FARC para ampliar y difundir su agenda política, la cual podrán promover en democracia, sin armas, con plenas garantías, pero otra es el exceso de retórica sobre los más variados aspectos de la vida nacional que nada tiene que ver con la agenda y con el trabajo en La Habana, la tarea que tenemos aquí es la de pactar el fin del conflicto, no la de comentar todos los sucesos del acontecer diario”, afirmó.

De la Calle insistió en que a pesar de las dificultades que se han presentado durante las conversaciones, el Gobierno mantiene la fe en el buen desarrollo del proceso y en que se pueda avanzar en la construcción de entendimientos sobre los demás puntos de la Agenda.

El foro sobre las drogas ilícitas

La Delegación del Gobierno reiteró la invitación a todos los colombianos para que participen en los foros sobre el punto de la Agenda denominado “Solución al Problema de las Drogas Ilícitas”, que se realizarán en Bogotá y San José del Guaviare.

“Queremos mitigar el fenómeno del narcotráfico y queremos una Colombia sin coca. Y para lograr este propósito, esperamos que las FARC contribuyan a ello dentro del marco del Acuerdo Final. El narcotráfico está en el centro del conflicto colombiano, ponerle fin nos permitirá tener mayor contundencia y efectividad en la lucha contra este flagelo. Es un beneficio para Colombia y para todas las naciones”, puntualizó de la Calle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×