Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/2012 12:00:00 AM

Testigo clave en el caso de Palacio no fue suplantado: CTI

El cabo retirado Édgar Villamizar, pieza clave en el proceso que se sigue por el Palacio de Justicia, no fue suplantado, según determinó un peritaje grafológico realizado por el CTI.

Después de varias semanas de análisis y estudio, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) presentaron este lunes un informe, en cumplimiento de orden de un juez de Bogotá, del que se desprende que el cabo en retiro Édgar Villamizar, considerado testigo clave en el caso del Palacio de Justicia, no habría sido suplantado ante la Fiscalía, tal y como lo indicó él mismo en febrero del presente año.
 
El informe arrojó que aunque Villamizar sostiene que nunca declaró en contra del coronel (r) Alfonso Plazas Vega, una versión que está en el expediente del Palacio de Justicia y firmada por 'Édgar Villarreal' en realidad sí corresponde a su letra.
 
Édgar Villamizar, el suboficial del Ejército que asegura que un testimonio a su nombre que supuestamente nunca dio fue incluido en el expediente del Palacio de Justicia, no fue suplantado y las firmas que aparecen en su testimonio ante la Fiscalía en el 2007, ante la Procuraduría en el 2011 y este año ante un juez corresponden a la misma persona.
 
El examen científico contradice la defensa de Plazas y la teoría que ha defendido la Procuraduría de que el testimonio de Villamizar, que se incluyó en la condena contra el coronel retirado Alfonso Plazas Vega, había sido suplantado.
 
El testimonio de Villamizar fue puesto en entredicho en varias ocasiones. De hecho, el coronel Plazas Vega ya había demandado a la fiscal Ángela Buitrago, quien hizo la investigación, por considerar que había prevaricado al darle validez. Sin embargo, la Fiscalía en el 2010 desestimó la denuncia y archivó el caso.
 
El general José Ignacio Posada fue uno de los que pusieron en entredicho que la Brigada VII, a la que pertenecía Villamizar, hubiera enviado tropas.
 
No obstante, el general Rafael Samudio Molina, comandante del Ejército en 1985, en noviembre del 2009 reconoció que ordenó agregar unidades de la Brigada VII durante la retoma, lo cual fue considerado un desmentido de esa versión.
 
La Fiscalía contrastó el testimonio de Villamizar con otras pruebas. Comprobó, por ejemplo, que los días 6 y 7 de noviembre de 1985 sí hubo una agregación militar proveniente de la Séptima Brigada de Villavicencio y que Villamizar sí hacía parte de esa agregación.

La juez María Stella Jara Gutiérrez, quien profirió la condena contra Plazas Vega, llegó a la misma conclusión, y además validó el testimonio de Édgar Villamizar que la defensa de Plazas Vega intentó controvertir junto con el agente del Ministerio Público.
 
Uno de los argumentos utilizados por la defensa de Plazas fue que en el acta en la que se recogió el testimonio, debajo de la firma del testigo, se leía el nombre el nombre de “Édgar Villarreal”.
 
La defensa de Plazas Vega aseguró que si en realidad se tratara de Édgar Villamizar, no habría firmado encima del espacio que no correspondía a su verdadero nombre.
 
La juez Jara Gutiérrez consideró que ese hecho era un error de mecanografía, pero que los otros datos suministrados por el testigo ratificaban su verdadera identidad y en efecto correspondían al cabo segundo que viajó de Villavicencio a Bogotá como parte de la agregación militar para reforzar los operativos que el Ejército adelantaba para recuperar el control del Palacio de Justicia.
 
Ahora, apareció supuestamente otro Villamizar, el que, según la Procuraduría, es el verdadero. En un artículo escrito publicado en el blog de opiniones de derecha “Periodismo sin fronteras”, Villamizar supuestamente dijo hace poco: “Una vez que yo hable, la Fiscalía General de la Nación me va a asesinar…”
 
La nota cuenta que el periodista se dio a la tarea de encontrar al verdadero Villamizar y descubrió que la firma que aparece en el expediente de “Édgar Villarreal” no corresponde con la de Villamizar, lo cual ya había sido argumentado por la defensa de Plazas. Pero reconoce que algunos de los datos mencionados en el testimonio como su pasado militar sí.
 
La hipótesis que aparece en el blog, que aduce que hay "un cartel de la toga", “un cartel mafioso de jueces, magistrados y abogados” es que la “Fiscalía se aprovechó de este hombre”. Según la nota, los datos revelados en el artículo sólo podían ser publicados una vez se hubiera garantizado la seguridad de Villamizar. Dado que su publicación apareció este lunes 13 de junio, se presume que ya ha sido protegido.
 
El comunicado en el que la Procuraduría pidió investigar a la exfiscal Buitrago, el Ministerio Público también hizo énfasis en la petición que hizo Villamizar, “pues considera que su integridad corre peligro”.
 
El testimonio de Villamizar que está en el expediente, entregado a la Fiscalía en el 2007, da cuenta de que el 7 de noviembre de 1985 alguien le preguntó al coronel Plazas qué hacían con las personas que estaban vivas y que la respuesta fue: “Cuelguen a esos hijueputas”.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.