Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/05/05 00:00

Tiempos de cambio

Con el nombramiento de Roberto Pombo como editor general y de Rodrigo Pardo como subdirector el influyente diario capitalino busca un nuevo aire.

Los movimientos internos del diario El Tiempo se siguen en los círculos periodísticos y políticos como una telenovela. La semana pasada hubo un nuevo capítulo. Rodrigo Pardo, ex ministro de Relaciones Exteriores y actual editor general, pasa a la subdirección, y Roberto Pombo, quien se había desempeñado como director de la revista Cambio en México, será el nuevo editor en reemplazo de Pardo. Aunque no lo parezca son cambios de fondo en el diario de mayor circulación del país, pues -siempre bajo la dirección general de Enrique y Rafael Santos Calderón- cambian dos alfiles clave en el manejo del contenido del periódico. En El Tiempo el editor general es el mariscal de las noticias, mientras que el director es el rey de la opinión y el subdirector su mano derecha. Durante 25 años Enrique Santos Castillo fue ese mariscal de campo mientras su hermano Hernando tenía el reinado de las páginas editoriales. Enrique estaba al frente del equipo de editores y periodistas y las noticias y títulos de primera plana eran las trincheras desde donde orientaba la opinión pública. Ese era su poder en el vértigo incomparable de una sala de redacción en un país con los flagelos que padece Colombia. Adrenalina pura. Hernando, en cambio, permanecía en su oficina escribiendo editoriales, leyendo columnistas y escogiendo caricaturas y rara vez incursionaba en esa vorágine noticiosa. Desde allí, y con su pluma, ejerció su gran influencia sobre el acontecer del país. Roberto Pombo se prepara para ser el editor general. Será el nuevo mariscal de las noticias. Un desafío enorme ya que ese cargo lo hizo a su medida el viejo Enrique, con su gran olfato, criterio y capacidad de mando. Pombo se va a dedicar, entonces, a manejar a los más de 120 periodistas, editores, diseñadores gráficos y fotógrafos y tendrá la responsabilidad de toda de la información noticiosa del diario. Pero, sobre todo, va a ser responsable de uno de los mayores poderes que se ejercen en Colombia: la primera página de El Tiempo. Porque de cómo se escojan esas noticias y de cómo se titule la noche anterior depende mucho de lo que se hable al día siguiente. Pombo es un experimentado periodista que trabajó en El Tiempo hace 15 años como editor político y está casado con Juanita Santos, así que conoce muy de cerca las entrañas del periódico, lo cual facilitará su tarea. Rodrigo Pardo pasa de la velocidad de la noticia a un hábitat que le calza mejor a su personalidad de estudioso: la del análisis. Desde la subdirección trabajará hombro a hombro con los dos directores, Enrique y Rafael Santos. Ayudará a escribir editoriales y Cosas del Día y tendrá una columna semanal. También estará encargado de representar al periódico en foros y manejará todo lo que tenga que ver con encuestas. Además de subdirector las directivas del periódico han anunciado que Pardo también será editor adjunto, con el propósito de mantener un cordón umbilical con la redacción en temas como el análisis noticioso, en el cuál Pardo, politólogo y profesor, es un experto. El nuevo cargo de subdirector le permitirá volver a ofrecer a los lectores de los domingos sus interesantes análisis, que dejó de escribir por dedicarse a manejar la avalancha de noticias diarias que produce el país. Con estos cambios la figura de la mesa central, una especie de coordinación colegiada de la redacción que se creó hace unos 10 años y que nunca cuajó, parece en vías de extinción. Más aún luego de que uno de sus integrantes, Darío Restrepo, será el reemplazo de Juan Lozano -que se lanzó a la Alcaldía de Bogotá- en la dirección de noticias de Citytv. La llegada de Pombo y el traslado de Pardo le darán un nuevo aire al periódico de los Santos, que tiene que encontrar fórmulas para renovarse cada cierto tiempo ya que es el único diario nacional que queda en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.